Comisiones técnicas para evaluar daño ambiental

Las causas por presuntos daños al medio ambiente requieren de la instancia precisa de los profesionales que establecen técnicamente si se produjeron perjuicios. No siempre es fácil arribar a conclusiones definitorias.

Para establecer puntualmente si las condiciones naturales se modificaron ocasionando un perjuicio, los magistrados tienen que recurrir a distintos profesionales que le brinden informes técnicos. Recientemente el juez federal Sebastian Casanello dispuso la creación de una comisión novedosa en su composición.

Expertos en diferentes áreas, organismos nacionales y hasta una asamblea local  la conforman para evaluar el funcionamiento de la minera Barrick en San Juan.

El juez lo dispuso en el marco de la causa causa federal por un derrame de cianuro el 13 de septiembre de 2015 en un ducto de la mina. En los próximos días la comisión, que tiene alrededor de quince miembros deberá viajar hasta el paraje sanjuanino de Veladero, lo que puso en marcha una auténtica logística.

Veladero, donde se encuentra la mina de Barrick Gold, distante a 370 kilómetros de la capital sanjuanina, está ubicada a 4000 metros en la cordillera de los Andes y ése es un aspecto fundamental a la hora de preparar el viaje.

La altura y la falta de oxígeno son dos de los motivos que preocupan a los representantes que deben viajar y que el martes se presentaron en el Juzgado Federal 7 para ultimar detalles.

El traslado debe hacerse en etapas y la misión duraría cuatro días ya que es necesario adapatrse al lugar antes de empezar a trabajar. La fecha será comunicada a comienzos de la semana próxima.

La Comisión designada por Casanello deberá elaborar un informe que indique si las condiciones en las que la Barrick Gold está operando son las adecuadas para neutralizar de modo absoluto los riesgos asociados a la actividad.

“Es una sorpresa grata que no esperábamos y que nos genera mucha expectativa por las medidas que se pueden llegar a generar”, dijo Saúl Zeballos, miembro de la asamblea Jáchal No se Toca sobre la inclusión de la asociación en la comisión.

Zeballos está convencido de que es una forma de “transparentar” el proceso que buscará determinar, entre otras cosas, la calidad del agua de la zona. “Es importante lo que se va a hacer porque faltan estudios serios que den respuesta al tema del agua que se consume río abajo”, explicó en referencia a las localidades que se encuentran cerca de Veladero.

También destacó que el agua no solo es consumida por los habitantes del lugar sino también por los animales que luego se consumen y para riego de los cultivos, lo que multiplica los riesgos.

La comisión de expertos la integran profesionales de los ministerios de Ambiente y Desarrollo Sustentable y de Energia y Mineria, como así también de la Asociación Argentina de Abogados Ambientalistas de la Patagonia y de la coordinación del Departamento de Delitos Ambientales de la Policía Federal.

El marco legal es un pedido de medida cautelar para el cierre preventivo del establecimiento minero, dispuesta en los términos del artículo 4° de la ley general de ambiente. En su escrito, Casanello, resaltó entre los objetivos de la medida, la transparencia ambiental, el acceso a la información y la vigilancia de la población.

Previo a ello, el magistrado había hecho lugar a un recurso de amparo en el que los sanjuaninos reclamaron peritajes médicos para verificar si la actividad minera causó contaminación con cianuro y si esto afectó la salud de la población, estudios que encomendó a la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires (UBA).