En la búsqueda de excelencia en la gestión judicial

En el marco del Encuentro Federal de Calidad en la Gestión Judicial, la jueza Alicia Braghini expuso sobre su experiencia en el Juzgado de la Seguridad Social Nº 7, que en 2011 ganó el “Premio a la Excelencia Judicial”.

En el Encuentro Federal de Calidad en la Gestión Judicial, organizado por el Programa de Gestión de Calidad de la Secretaria de Planificación Estratégica del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, a cargo de Mauricio Devoto, Alicia Braghini explicó sobre su experiencia a cargo del Juzgado de Primera Instancia de la Seguridad Social 7, que preside desde 2006. Ese tribunal logró estándares de eficiencia que le valieron en 2011 el premio a la “Excelencia Judicial” otorgado por el Foro de Estudios sobre la Administración de Justicia (FORES).

El premio fue la consecuencia de un trabajo realizado en pos de mejorar larespuesta a los jubilados. Se propuso, con su equipo de 25 personas, cambiar el modo de gestionar al implementar el “impulso de oficio” de la causa en el cual el juzgado se hizo cargo de todas las notificaciones, entre otras medidas.

“Pusimos en valor que el expediente esté en nuestras manos el menor tiempo posible. Así, achicamos los plazos de tramitación”, explicó la magistrada. Así, su juzgado acortó el tiempo desde que se inicia la demanda hasta la sentencia definitiva. Hoy tarda entre tres y seis meses. “El Premio a la Excelencia Judicial fue una sorpresa”, aseguró Braghini, y lo lograron gracias a un “arduo trabajo, asumiendo las consecuencias”.

Patrick Haar

Ponerse la camiseta

Como caso de éxito judicial, la magistrada previsional valoró el “esfuerzo” de los colaboradores de su Juzgado en “acelerar” los procesos judiciales “incentivando a la gente para lograr la colaboración”. En palabras más futboleras: “A que se pongan la camiseta”. En pos de la mejora de los índices de gestión judicial ella fue una “una más atendiendo al público y a los abogados”. Así lograron la disminución de la cantidad de escritos presentados en la mesa de entradas y la efectividad en la resolución de los conflictos.

Pese a que cree que tiene que darse un “cambio cultural” que se debe transitar en pos de una mejora de la calidad judicial, ella ya lo implementó. “Pusimos una máquina de consulta de los expedientes en la puerta, y después todos nos copiaron”, ejemplificó.

-¿Cómo impactaron los cambios en la ciudadanía?

-Los abuelos de hoy son diferentes, controlan al abogado a través de internet  porque tienen tiempo y llaman al juzgado. Así se acostumbraron a venir y a consultarnos diariamente. Se armó un grupo de “clientes”,  jubilados que ya cobraron sus juicios pero con los cuales seguimos en contacto. Me llaman para mi cumpleaños, para contarme cambios en su vida o para decirme cómo les cambie la vida con el dinero que cobraron.

Trato de hacer mi trabajo lo más rápido posible para que, en vida, puedan cobrar lo que el AliciaBraghini_patrick_03Estado les debe. Este es el mejor mensaje de lo que hicimos en el juzgado y la repercusión es el boca a boca, ya que nos pidieron la receta y la entregamos, siempre de forma desinteresada. Ya siguieron nuestros pasos en Azul y Mar del Plata, entre otros. Mi lema es “cómo trabajar menos y mejor y no morir en el intento”. Lo hago con las mismas herramientas que tienen todos para brindarles a los usuarios un mejor servicio de justicia.

-¿El premio que les generó?

-Nos impulsó a profundizar el cambio y vamos por más: ya propusimos en el fuero la despapelización de los expedientes archivados. Tener juicios de jubilados siempre me guio porque es una franja etaria que no tiene tiempo. Es una deuda interna muy grande que tenemos con ellos y esperamos sanarla.

“Mi lema es ‘cómo trabajar menos y mejor y no morir en el intento’. Lo hago con las mismas herramientas que tienen todos para brindarles a los usuarios un mejor servicio de justicia”.

Un nuevo premio

También el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos entregará un Premio Nacional a la Calidad Judicial. Por eso convocó a los juzgados de todo el país a participar. El galardón se entregará por primera vez en octubre del año próximo. Es una iniciativa del Programa de Calidad, dependiente de la Secretaría de Planificación Estratégica. “Apunta no solo a la modernización del Estado, sino fundamentalmente a aquellos equipos que, a través de sus acciones, simplifican los procesos judiciales y mejoran la experiencia del ciudadano”, explicó Devoto.

Para más información, acá se pueden consultar las bases, condiciones y formularios de inscripción.