Gracias a una resolución del Superior Tribunal de Justicia provincial, el municipio podrá usar este novedoso método, que ya fue implementado en otros puntos del país.

El año pasado, y luego de que se llevara a cabo un largo debate acerca de la posibilidad de implementar el voto electrónico, el Concejo Deliberante de la ciudad de Corrientes decidió avanzar con la implementación de este sistema. Pero se generó un conflicto: el gobierno provincial entendió que no se podía llevar a cabo porque esta herramienta no estaba prevista en el Código Electoral Provincial.

Esta discusión derivó en un conflicto judicial solucionado a comienzos de este mes por el Superior Tribunal de Justicia (STJ) correntino, ya que, finalmente, la Municipalidad de la ciudad capital podrá utilizar esta novedad. Ello, a condición de que se cumplan algunos requisitos que garanticen que el sistema sea seguro y los votos inmodificables.

El uso de este sistema generó largos debates en el Congreso y a nivel político. Este caso no fue la excepción, ya que la Municipalidad planteó la inconstitucionalidad del Código Electoral local por no permitir el uso del instrumento.

En lo que fue la primera sentencia de 2017, el máximo tribunal provincial destacó todas las pautas que la ciudad de Corrientes debía cumplir para poder implementar el voto electrónico: un respaldo en papel “o símil” que permita comprobar la elección y el recuento; mantener el carácter secreto del voto; evitar fallas externas como un corte de la red de electricidad o problemas con el programa que utiliza el dispositivo, entre otras cosas.

En el fallo, después de enumerar todas las condiciones que deberían cumplirse, los jueces concluyeron que, si se cumplían estos requisitos, no parece, “a priori, tarea imposible que la reglamentación pendiente logre aquella adecuación”.

Esta reglamentación a la que hicieron referencia los magistrados es la que le corresponde elaborar al Departamento Ejecutivo Municipal. En este sentido, aclararon que debe ser pensada y ejecutada en tiempo y forma, de modo que cuando llegue el momento de las elecciones no surjan problemas por falta de directrices.

Al mismo tiempo, la sentencia precisa que esta herramienta se podrá utilizar siempre que las elecciones municipales no coincidan con las provinciales o nacionales, donde el uso del voto electrónico todavía no fue implementado. Esto es así ya que en ese supuesto, los votantes tendrían que usar dos formatos diferentes para emitir su voto y esto generaría “confusión respecto a dichos mecanismos, (…) burlando” su derecho electoral.

Las próximas elecciones en la capital correntina se llevarán a cabo el 4 de junio de este año. En esa oportunidad se elegirán cargos de intendente, viceintendente y diez concejales titulares y cinco suplentes, integrantes del Concejo Deliberante local.