Cierre del primer ciclo con más de 15.000 participantes

La iniciativa cerró su primera etapa en un encuentro con organizaciones de la sociedad civil, funcionarios e integrantes del consejo consultivo. Se charló sobre las perspectivas y las posibilidades de crecimiento.

Con siete ejes de trabajo como el área Civil, Justicia y Comunidad y Penal, el programa Justicia 2020, que depende del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la nación, cerró su primer año de trabajo haciendo un balance sobre los avances que se llevaron a cabo y cómo extender el uso de la iniciativa.

A través de un portal web, encuentros y otras instancias de discusión, Justicia 2020 se propone recoger las sugerencias, opiniones y aportes de todos los actores de la sociedad civil para la elaboración de proyectos que después pueden ser discutidos a nivel parlamentario. Esto sucedió con las propuestas de fortalecimiento de los tribunales orales o la unificación de fueros en la Justicia Penal porteña.

En este sentido, el coordinador del programa, Héctor Chayer, fue categórico al definir uno de los objetivos que tiene este emprendimiento: “Cuando elaboramos un proyecto lo que buscamos es cambiar la realidad social”.

Entre otras cosas que se pusieron de relieve en el encuentro, se destacó que en total hubo más de 15.200 inscriptos en los diferentes grupos de trabajo que propone Justicia 2020, de los cuales 5.000 son personas que no representan a ninguna asociación y que lo hacen de forma particular. Estas personas participan, en promedio, en tres grupos cada una.

En este sentido, Chayer también recordó que a comienzos de este año, la perspectiva era mucho menor: pensaban, como una buena proyección, que iban a inscribirse entre 300 y 400 personas. Por eso el balance fue positivo en ese sentido.

Sin embargo, también hubo momentos para la autocrítica, donde todos los participantes de la reunión, donde asistieron organizaciones no gubernamentales y miembros del consejo consultivo, compuesto por jueces, fiscales e integrantes del mundo del Derecho en general.

Entre otras cosas, hubo acuerdo sobre la necesidad de reforzar la participación ciudadana. El coordinador de Justicia 2020 destacó que no se trata de reemplazar el trabajo de los funcionarios especializados, que por eso ocupan ese lugar, sino de recoger la opinión de otras personas que pueden hacer valiosos aportes en diferentes materias.