Modernizar la Justicia

El uso del expediente digital se extiende en todo el país

Aplicando nuevas tecnologías, cinco provincias abandonan progresivamente el papel y dejan atrás las demoras y costos que conlleva gestionar las causas físicamente.

A través de unas cartas de compromiso federal firmada durante las periódicas reuniones del Consejo Federal de Justicia (COFEJUS) varias provincias se comprometieron a la implementación de, entre otras cosas, el expediente digital en los tribunales. Una de las puntas de lanza de la modernización del sistema de Justicia de nuestro país.

El programa Justicia 2020 del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación impulsa esa acción con el propósito de promover mejoras estructurales en el servicio a los ciudadanos: “Es una de las líneas estratégicas de trabajo del Ministerio para la modernización de la Justicia”, explicó Juan Pablo Marcet, integrante del programa oficial.

Justicia 2020“Las causas se tramitan en expedientes en papel cosidos a mano como hace 200 años”, explica, al tiempo que da cuenta de que el trabajo del Ejecutivo busca “apoyar a las jurisdicciones que vienen trabajando fuertemente para gestionar digitalmente”.

En el espacio de diálogo institucional y ciudadano que permite la plataforma también se debaten propuestas de distintas provincias, aportadas por los propios ciudadanos, permitiendo una participación federal.

La aplicación de las nuevas tecnologías a los tribunales permite la incorporación de sistemas de videograbación y conferencia, al igual que para la revisión de los pronunciamientos, incorporando el sorteo electrónico de los mismos, así como la publicidad obligatoria y firma digital de las sentencias.

Y, fundamentalmente, la notificación electrónica y el expediente digital propician la eliminación del papel como soporte del expediente judicial, y que redunda en un servicio de justicia más ágil.

Actualmente, la comisión redactora del anteproyecto de reforma del Código Procesal Civil y Comercial se encuentra en pleno trabajo teniendo en cuenta el documento base para la reforma Código Procesal Civil y Comercial. Se espera que para diciembre de este año el anteproyecto sea presentado al ministro de Justicia y Derechos Humanos.

Casos pioneros

En el último tiempo, en Mendoza la digitalización mostró algunos de sus avances. La Suprema Corte de Justicia provincial dispuso que las listas diarias se publiquen online y las notificaciones simples por nota también sean a través de la nube. Esto significa un ahorro aproximado de unas 400 hojas diarias por tribunal, y los abogados y partes pueden consultar las listas y los movimientos de expedientes sin presentarse en la sede de tribunales.

Algo similar ocurre en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires donde se puso en marcha el Expediente Judicial Electrónico (EJE) que mediante la utilización de la firma digital, la estandarización de la información y la notificación electrónica, que aparte de agilizar y despapelizar, reduce los costos operativos de la Justicia. El sistema se está implementando en el fuero Contencioso Administrativo y Tributario en esa jurisdicción.

En agosto del año pasado en Entre Ríos la digitalización se plasmó en una ley que equipara el uso del expediente electrónico y la firma digital con sus equivalentes en papel, es decir, ambos tienen validez. Se trata de un proceso que se inició en 2014 con la implementación de un plan piloto y que culminó con esta ley provincial.

San Luis digital

En abril de 2017, la provincia de San Luis dispuso su despapelización total, el último paso de un proceso que comenzó en la justicia de aquella provincia en 2014. Alejandro Flores Dutrus, secretario de Informática Judicial del Superior Tribunal de Justicia provincial, explica que con la digitalización “hay un ahorro en traslados de expedientes físicos y en la seguridad de los expedientes” al tiempo que “facilita la interacción de los profesionales y operadores con el expediente”.

El Superior Tribunal de Justicia provincial, en marzo del año pasado, estableció el reglamento para la despapelización total de todos los fueros donde todos los casos y obligaciones se realizan vía mail y con la utilización de la firma digital.

“Que las partes puedan ver el estado actual de los expediente representa un acceso a la justicia y suma a la transparencia”, detalla el secretario de informática. Este año se sumó una nueva herramienta que permite el sorteo electrónico, la mesa general de entradas virtual.

El trabajo que se realizó en esa jurisdicción fue gradual: se comenzó con la despapelización en las circunscripciones más chicas y luego se fue ampliando. “Hemos sumado la tramitación electrónica del sumario judicial”, comenta Flores Dutrus, lo que significa que desde el momento que hay una denuncia el juez puede ver qué sucede. Para ello se necesitó de un trabajo conjunto entre los poderes del estado provincial.

Salta: hacia el expediente digital pleno

Hace ya varios años que la provincia de Salta encara un proceso de modernización judicial mediante el uso de la tecnología y que incluye el camino al expediente digital.

Sergio Fabián Vittar, juez de la Corte Suprema provincial, es encargado del seguimiento de la incorporación de esa tecnología: “Hay módulos de actualización que se aplican gradualmente en los fueros de la provincia”.

Actualmente la notificación electrónica con firma digital ya se está aplicando en la Corte de Justicia Salteña y el fuero Laboral. El camino en el Poder Judicial provincial comenzó en 2017 y durante este año se expandirá por el resto de los fueros. Se espera lograr la plena digitalización de los expedientes para 2019.

“Todo debe ir hacia la despapelización”, dice el juez, y coincide en el acortamiento de los plazos que supone la medida: “se redujo el tiempo de los procesos a cinco meses en el fuero Laboral”, puntualizó. Además recordó que en las licencias de abogados el proceso es totalmente digital mientras que antes resultaba engorroso para avisar a los órganos judiciales pertinentes. “Se evita la especulación con los tiempos procesales”, concluye el magistrado.

El camino en la justicia Federal

Con la “reparación histórica” se comenzó a aplicar en los juzgados federales de la Seguridad Social un expediente digital. Según datos que maneja el Consejo de la Magistratura de la Nación, entre principios de 2017 y febrero de 2018, se tramitaron unos 250 mil expedientes de reparación histórica donde todo el proceso es electrónico.

Todos los pasos procesales se realizan de manera digital, notificaciones; traslados, vistas y con ayuda de la firma digital. A esto se suma que desde 2011 la Corte Suprema de Justicia de la Nación dicto una serie de acordadas en vía de modernizar la prestación del servicio de justicia que se suman a las leyes nacionales dictadas en este sentido en los últimos años: la 25.506, 26.685 y 26.856.

La ley 25.506 estableció que “cuando la ley requiera una firma manuscrita, esa exigencia también queda satisfecha por una firma digital”. En 2011, de forma complementaria, se sancionó la 26.685, que autorizó el uso de “expediente electrónico, de documento electrónico, de firma electrónica, de firma digital, de comunicaciones electrónicas y de domicilio electrónico constituido, en todos los procesos judiciales y administrativos”.

La ultima de esas normas establece la publicación íntegra “en formato digital” de acordadas y resoluciones de la Corte Suprema y los tribunales de segunda instancia que integran el Poder Judicial.