Justicia 2020

Empezó el debate sobre la ampliación del horario judicial

En el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos se intercambiaron opiniones sobre la extensión de la atención al público y el servicio de justicia durante la feria.

Reunión de trabajo "Anteproyecto Nuevo código civil y procesal de la Nación".

El debate sobre si es necesario ampliar o no el horario de atención en los juzgados se abrió en una nueva mesa de trabajo presencial del programa Justicia 2020. “La idea es poner el tema en discusión”, resumió Juan Pablo Marcet, integrante del programa del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, que impulsa la posición de que “debe ser ampliado el horario de atención al público”.

Las reuniones de trabajo presenciales son una de las herramientas que utiliza el programa para poner en discusión las distintas temáticas con todo el arco social involucrado en el servicio de justicia. Este reciente encuentro tuvo como título “Redefinición de horario y continuidad de la labor judicial”.

Nahuel Altieri es un abogado laboral que formo parte de la reunión. Adelantó que su opinión es que “debe ser ampliado y corrido” el horario, por ejemplo, “de 8 a 16 horas”, propuso.

“Las modificaciones no tienen que ser en el horario, en las vacaciones, sino en la justicia en sí”, dijo Carlos García, un ciudadano que también formó parte de la charla gracias a la dinámica que promueve la plataforma de gobierno abierto que impulsa el ministro Germán Garavano.

“Queremos estar del lado de la Justicia y la ciudadanía, no son contrarios”, planteó Marcet a los presentes.

El debate se dio en el cuarto piso del edificio anexo del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación. Fuera de él no quedaron las opiniones de quienes les toca trabajar en los juzgados federales.

Por ejemplo, Andrea Presman señaló que la ampliación horaria sería un reconocer que hoy hay diferencias entre el horario de atención al ciudadano y el de trabajo real: “La realidad es que nos quedamos muchas más horas que las que son de atención al público”. Lo que habría que hacer es “organizar todo de otra manera”, concluyó.

“Hay que cambiar la cabeza, el paradigma de la oficina judicial” dijo Federico Beldorati quien trabaja también en la justicia Correccional, introduciendo una nueva variable: “En el trabajo diario se convive con la agenda de los jueces”, acotó.

“No puede estar un juicio parado porque es vacaciones”, opinó Alfredo Vittolo, del Foro de Estudios sobre la Administración de Justicia (Fores), y propuso subsanar la situación con una “mejor división del trabajo”.