Se celebró el primer juicio unipersonal en Córdoba

Tras la implementación de la ley que habilitó los juicios unipersonales, se realizó el primero en la justicia federal de Córdoba. Una mujer fue condenada por comercialización de estupefacientes.

El 26 de octubre del año pasado el Congreso sancionó modificaciones al juzgamiento de los delitos a través de un solo magistrado y un imputado. Es obligatorio para los delitos con penas hasta 6 años, y voluntario en conflictos que tengan penas de entre 6 y 15 años. Esta semana se realizó el primer juicio en el Tribunal Oral Federal (TOF) N°1 de Córdoba.

Con la sanción de la ley de Fortalecimiento de los Tribunales Orales en lo Criminal Federal y de los Tribunales Orales en lo Penal Económico, se pusieron este tipo de juicios que hizo modificaciones al Código Procesal Penal de la Nación y a la ley 24.050.

Con la intervención del fiscal general ante el TOF N°1, Maximiliano Hairabedian, este lunes pasado se realizó el primer juicio unipersonal de la Justicia federal de Córdoba, en el que intervino el camarista Jaime Díaz Gavier.

Se condenó a Cynthia Bozo Cuba a la pena de tres años de prisión en orden al delito de comercialización de estupefacientes. En el debate oral realizado el lunes pasado, el fiscal Hairabedián solicitó la imposición de una pena de 4 años de prisión, pero el juez hizo lugar al cambio de calificación solicitado subsidiariamente por el defensor de Bozo Cuba y la condenó a tres años.

La iniciativa del Ministerio de Justicia de la Nación en el marco del programa Justicia 2020 se ideó para acelerar los procesos judiciales y lograr mayor eficacia con el juzgamiento a través de tribunales unipersonales. Son audiencias de juicio en presencia de un magistrado imparcial e independiente y en donde los jueces actuarán individualmente en una amplia cantidad de debates orales. Esto contribuiría a descomprimir el actual colapso en los más de 70 Tribunales Orales del país.

A partir de la unificación, se propone separar definitivamente la etapa de investigación de la de juzgamiento. En los mismos se prevé que este tipo de juicios se puedan llevar a cabo en todos los pedidos de suspensión de juicio a prueba (o probation), en las causas que se soliciten juicios abreviados, o para los delitos de acción privada o con penas de hasta 6 años.

El caso cordobés

La detención de la joven juzgada ocurrió en la localidad cordobesa de Villa María el 18 de diciembre de 2015. Fue a través de un llamado anónimo a la delegación de la Policía Federal  que alertó sobre la presencia de un Fiat Siena que traía drogas desde la ciudad de Córdoba. Denunció que estaban vendiendo drogas en la intersección de las calles Chile y Vélez Sarsfield.

Cuando personal policial concurrió al lugar, observó que el vehículo estaba “disfrazado” con una chapa de remise de la Municipalidad cordobesa de Saldán y en el cual se encontraban el chofer y la imputada. En ese momento, apareció un motociclista y la mujer le entregó un paquete. Mientras que el hombre huyó al identificar a los efectivos policiales.

Según el informe de la fiscalía general local, al requisar el vehículo la policía encontró dos ladrillos: “uno contenía 641,70 gramos de cocaína mezclada con dipirona y cloruros, mientras que el otro tenía 617,35 gramos de marihuana”. En tanto, se secuestró una gran cantidad de dinero en efectivo y se detuvo al chofer y a Bozo Cuba.

Meses después, el lunes 20 de marzo de 2017, se llevó a cabo el juicio unipersonal de la mujer detenida. En su alegato, el fiscal resaltó como positiva la realización del juicio previsto en la nueva ley, por constituir un avance en pos de la agilización de los procesos. El magistrado Díaz Gavier condenó a Bozo Cuba a tres años de prisión por comercialización de estupefacientes.