Análisis del trato a los jóvenes en los medios gráficos

¿Qué discursos se reproducen en los medios de comunicación sobre los jóvenes de sectores vulnerables? Es una de las preguntas que se hace el informe “Visiones sobre los/as jóvenes en la prensa gráfica argentina”, llevado adelante por la asociación civil Crisol.

En el estudio se realizó un monitoreo en los diarios de tirada nacional Clarín, La Nación, Página 12, Diario Popular y Crónica.

Un dato a resaltar que presenta el trabajo realizado entre abril y mayo de este año, es que en total se contabilizaron unas 9576 noticias, de las cuales sólo 156, el  1,6%, tuvo como protagonistas a jóvenes de sectores vulnerables.

De ellas, un 54 % habló de delincuencia y el 60 % apareció en la sección Policiales. “Esto se vincula, evidentemente, con los temas a los cuales son asociados los jóvenes en la prensa gráfica: el delito y otros hechos policiales”, explica el informe que aclara que en el 52 % de esas noticias sobre delincuencias publicadas fue protagonizada por jóvenes de entre 14 a 19 años.

Así como el dato que marca la casi nula aparición de los jóvenes  de sectores vulnerables en las noticias de los medios, el trabajo realizado expresa que cuando se habla de ellos no se los consulta. El 80 por ciento de las noticias sobre ellos no incorporó a jóvenes como fuente de información.

En el trabajo de Crisol se decidió analizar el monitoreo a partir de tres ejes, uno fue “el abordaje periodístico de los femicidios a jóvenes”;  “la construcción de una identidad delictiva asociada a los varones” y “el tratamiento aparentemente no estigmatizante de algunas noticias que destacan cómo las personas pobres pueden, a pesar de su pobreza, sobreponerse a las adversidades”.

Femicidios de mujeres jóvenes

Entre abril y mayo se registraron se registraron un total de 6 crímenes contra mujeres jóvenes y pobres en los diarios monitoreados en el informe. El tratamiento de estos varió respecto del medio. En Crónica y Popular, por ejemplo,  “ninguna de las noticias monitoreadas fueron cubiertas como femicidios o violencia de género”.

Mientras que Página/12, “optó por hacer una clara referencia al delito de femicidio”, “las únicas noticias que se distinguieron por la profundidad del tratamiento periodístico fueron publicadas en el diario Clarín”, se destaca. Crónica, Diario Popular y La Nación ubicaron todas sus notas en la sección Policiales y el resto,  lo hizo en policiales o sociedad de manera indistinta.

Las secciones de los diarios donde aparecieron las noticias sobre femicidios fueron las de Policiales -mayoritariamente- y Sociedad. En esta línea, cabe resaltar que ninguno de los diarios publicó, acompañando la noticia, recomendaciones de teléfonos o centros de atención gratuita para prevenir o denunciar la violencia de género.

“En las noticias monitoreadas no se observó una profundidad en el tratamiento del tema que permitiera contextualizar los casos de femicidio”, detalla el informe y aclara que “ninguno de los diarios publicó, acompañando la noticia, recomendaciones de teléfonos o centros de atención gratuita para prevenir o denunciar la violencia de género”.

Jóvenes varones estigmatizados

Otro análisis que surge desde el monitoreo es que “la estigmatización se produce sobre determinados territorios (villas, asentamientos, barrios obreros) y sobre un grupo social específico (jóvenes en situación de exclusión social) depositario de aspectos negativos y atemorizantes asociados a la violencia, el delito y consumo de drogas”.

En el trabajo se analizaron como los medios cuentas diversos hechos relacionados con jóvenes varones y le permite decir que “se asocia a los jóvenes pobres con la delincuencia como destino”  y a su vez “las noticias refuerzan el paradigma de territorios peligrosos y, por extensión, de sus habitantes como colectivamente sospechosos”.

Un ejemplo de esto es como se habla del entorno de dos jóvenes, en uno de los artículos analizados, donde se habla sobre “El Peti”, “el periodista habla del barrio de origen del joven como “un lugar de agitados pasillos”, y en otro, donde se habla de “Germancito”, se dice que “vive en uno de los barrios más peligrosos de la capital santafesina”.