Jornada de cierre del taller sobre delitos cibernéticos

Con la presencia del ministro de Justicia, Germán Garavano, finalizó el Taller Regional en Materia de Delito Cibernético para jueces y magistrados, luego de tres jornadas intensivas en las que se compartieron experiencias.

En el discurso de cierre, el ministro de Justicia señaló que el delito informático tiene un “rol central en los desafíos que enfrenta el sistema de justicia en la región” y destacó que en los “los próximos años se irá incrementando en delito vinculado a internet” y por “eso es crucial la prueba digital”.

La iniciativa pertenece a la Subsecretaría de Política Criminal, la Organización de los Estados Americanos (OEA) y el Departamento de Justicia de los Estados Unidos de América.

Las tres jornadas de trabajo se llevaron a cabo en el Hotel Sheraton de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires donde jueces y funcionarios de la Argentina, Chile, Paraguay y Uruguay disertaron sobre los alcances de las investigaciones de los delitos informáticos en distintas causas, así como la utilización de la prueba digital, su preservación y el debate sobre la privacidad de los dispositivos móviles y el accionar de la Justicia.Germán Garavano y Martín Casares

Germán Garavano aseguró que el delito cibernético es “un desafío que enfrenta el sistema judicial en Latinoamérica”. Instó además a los actores de la Justicia a “empezar a movernos en este nuevo entorno en el marco de la cooperación porque las innovaciones son numerosas y serán contínuas”.

Destacó también el encuentro de magistrados de la región donde se pueden debatir y compartir las experiencias de cada país con distintos marcos regulatorios para no perderle distancia a las organizaciones delictivas.

“La prueba electrónica se nos va a presentar en todos los casos y hay que construir este camino juntos. La cooperación es un aspecto central en los procesos de innovación tecnológica constante”, expresó Garavano.

En las tres jornadas se llevaron a cabo exposiciones e intercambio de información de especialistas en informática como un encuentro que fortalecerá los esfuerzos destinados al cumplimiento de las recomendaciones formuladas por los Ministros de Justicia, Fiscales y Procuradores Generales de las Américas (REMJA).

Entre los expositores estuvieron Rodolfo Orjales, por el Departamento de Justicia norteamericano; el secretario de Asuntos Jurídicos de la OEA, Jean Michel Arrighi; Marcos Salt, profesor de Derecho Pena de la UBA; y Ezequiel Sallis, de Investigaciones Complejas de la Policía Metropolitana, entre otros.

Tras los debates y exposiciones en la última jornada del taller, algunos de los magistrados presentes realizaron un simulacro de audiencia de juicio oral en una Corte Internacional sobre un posible tráfico de drogas. Se debatió sobre la legalidad de una prueba digital en el marco de una detención de una persona acusada a quien el personal policial la detuvo, le secuestró su celular, y también lo instó a desbloquear su clave.

Esto generó el debate entre los presentes sobre la intromisión en la privacidad del acusado y lo permitido por la legislación de cada país. Al final, tras las exposiciones de la defensa del acusado y de la fiscalía de Estado, los jueces declararon la nulidad de la prueba.

En ese marco, el ministro de Justicia argentino señaló que “estas actividades son centrales al futuro”,  destacó el programa sobre ciberdelito del Ministerio, al tiempo que señaló que la misión del organismo es colaborar con los procesos para generar los mecanismos que necesiten para poder hacer frente a este camino en materia de recursos materiales, normativos o humanos.

En tanto, Garavano manifestó que, en este sentido,  la voluntad “es colaborar y difundir este trabajo conjunto pueda ser replicado. Ese es el compromiso para seguir avanzando en estos talleres a otros actores de la justicia y en toda la región”.

Por último, dejó un mensaje a los presentes: “Cuenten con nosotros en este desafío tan fuerte que tenemos todos pero que ustedes tienen por delante”.