Fortalecen los equipos de asistencia a víctimas de violencias

Los equipos móviles de Violencia Sexual y Violencia Familiar conformaron un solo grupo de trabajo. Así, podrán seguir las denuncias integralmente. Hasta ahora, un equipo intervenía cuando el otro concluía su labor. Casi 40 mil personas fueron asesoradas por el programa del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos que los enmarca.

El Programa Las Víctimas Contra las Violencias, iniciativa que funciona bajo la órbita de la Subsecretaría de Acceso a la Justicia, integró sus equipos en un único grupo de trabajo. Se espera así agilizar las intervenciones ya que las profesionales están entrenados en ambas especificidades al igual que en la perspectiva de géneros.

La nueva medida no modifica los servicios que prestaban por separado ambos gabinetes, es decir, que se seguirá con la labor de acompañamiento y asistencia a las víctimas de violencia familiar y sexual, las 24 horas los 365 días del año.

Ahora, en una única intervención se resuelve todo lo pertinente en la urgencia. Por ejemplo, se lleva a la denunciante a todos los lugares necesarios: el hospital, la comisaría, la Oficina de Violencia Doméstica (OVD) y el hogar o colegio para recoger a sus hijos. Anteriormente, intervenía un equipo y el otro lo sucedía.

Los equipos móviles están conformados por psicólogas y trabajadores sociales y son las mismas que atienden la línea 137 (de atención a las víctimas de violencia familiar y/o sexual) y el 0800-222-1717 (contra el Abuso Sexual Infantil).

Esta integración permitirá fortalecer las vías de atención que el Programa ofrece desde 2006 en materia de violencia sexual y familiar. Así, por caso, a quienes denuncien violencia familiar también se les incluirá una entrevista para indagar si padecen o padecieron ataques sexuales por parte del victimario.

En muchas parejas, el acto sexual sigue siendo considerado parte de la vida “privada” y no se considera que pueda existir violencia en ello. Pero la coerción en la práctica de la actividad sexual, como en cualquier otro aspecto de la vida en pareja, es una más de las formas de sumisión al poder sexista.

“Las Víctimas contra las Violencias” asesoró a más de 39 mil denunciantes de violencia familiar y sexual en la última década. Su línea gratuita es atendida por especialistas que ofrecen atención y orientación a las víctimas de abusos provocados por el ejercicio de la violencia familiar y la violencia sexual.