El objetivo es visibilizar la problemática y combatir el negacionismo, con todas las variables que adopta, para aprender de la historia y no repetir los errores. El ciclo se replicará en distintos puntos del país durante todo 2018. La primera charla fue en la ex ESMA.

Con la intención de visibilizar la problemática de la negación de los genocidios, comenzó un ciclo de charlas de carácter nacional bajo el título “El negacionismo como forma de discriminación”, organizado conjuntamente por el INADI (Instituto Nacional contra la Xenofobia y el Racismo), la DAIA (Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas) y el Consejo Nacional Armenio.

La primera charla, que se realizó en el Museo Nacional de la Memoria de la ex ESMA, contó con la moderación de Ariel Isaak, director de Políticas contra la Discriminación de INADI, y exposiciones de Julián Schvindlerman, de la DAIA, y Nicolás Sabuncuyan, del Consejo Nacional Armenio.

Sabuncuyan señaló que Argentina “está a la vanguardia en la lucha contra el negacionismo por el genocidio armenio”

inadinegacionismo4

Para explicar el caso armenio, se refirió a los trabajos del historiador Richard Hovannisian, quien definió las cuatro etapas del negacionismo del genocidio contra el pueblo armenio como negación, racionalización, relativización y banalización del hecho, y destacó la importancia de que la política negacionista se lleve adelante desde el propio Estado perpetrador.

“¿Qué tiene que ver la Argentina con estas políticas? ¿Por qué es importante hoy hablar en Argentina de las políticas negacionistas que el Estado turco sostuvo y sostiene? El negacionismo se expande a partir de que se expande la causa armenia. Empieza a operar en distintos países para intentar demostrar que ‘no se trató de un genocidio’ o que cada vez que un Estado se involucra, entorpece las negociaciones”, agregó Sabuncuyan.

“Pero la Argentina lo hizo y de manera ejemplar”, agregó el directivo del Consejo Nacional Armenio, y recordó las gestiones del gobierno de Raúl Alfonsín, en 1985, a través del enviado a Naciones Unidas, Leandro Despouy, para que se sume el caso del genocidio armenio en el informe sobre Prevención y Sanción del Crimen de Genocidio del experto inglés Benjamin Whitaker.

“El INADI tiene la responsabilidad como institución de acompañar y promover este tipo de iniciativas”, dijo Isaak en la apertura. A su turno, Schvindlerman, destacó que “la negación es la forma del antisemitismo moderno” y agregó: “el negacionismo no se debate, se combate”.

inadinegacionismo2

Dos tragedias humanas

Schvindlerman, asesor político de la DAIA, habló sobre tres formas de negación de la Shoá: la negación en sí de los hechos, la minimización y la banalización. “Para tener la capacidad moral de negar el Holocausto, uno tiene que refutar a los sobrevivientes, a los espectadores y a los perpetradores. Eso es lo más insólito del componente de la negación. Los perpetradores nunca negaron la comisión del genocidio”.

El Holocausto y el Genocidio Armenio son dos hechos históricos nefastos que han sido reiteradamente negados por una amplia parte de la sociedad y un gran número de Estados. Seis millones de judíos, gitanos, homosexuales y otras minorías étnicas fueron asesinados por el régimen nazi, mientras que cerca de dos millones de armenios fueron víctimas de extensas caminatas forzadas que los llevaron a la muerte, obligados por los Jóvenes Turcos del Imperio Otomano. Negar estos acontecimientos, es un acto de discriminación.