La iniciativa de la artista visual Julieta Sans busca contar la historia de Guido Fuentes, promotor de modelos en ese barrio porteño. Muestra una historia de superación personal que desafió los prejuicios.

En la Villa 31 de la ciudad de Buenos Aires funciona desde 2009 una academia y agencia de modelos dirigida por Guido Fuentes, un inmigrante boliviano que se animó a desafiar los estereotipos y luchar contra la discriminación en el mundo de la moda a través de la formación en el modelaje de jóvenes del barrio.

Su historia, su trabajo y la experiencia de aprender a modelar en la Villa 31, llamó la atención de una joven fotógrafa, que decidió difundir la iniciativa en la pantalla grande. Así nació Guido Models, un documental de Julieta Sans, que luego de haber transitado hace dos años por varios festivales de cine como el BAFICI, llegó hace unas semanas a las salas comerciales.

GuidoModels_05Ni bien conoció el mundo de Guido -cuenta Sans-, le resultó apasionante y decidió retratarlo “fiel a mi sensibilidad, que dista mucho de la de los medios periodísticos y los usuarios que hacen comentarios racistas e ignorantes”, resalta en referencia a algunas entrevistas que le hicieron a Guido, según él, con meros fines “marketineros”.

Así, la fotógrafa creó un documental que muestra una historia de superación personal, de quien logró seguir sus sueños y mejorar, no sólo su propia realidad, sino de quienes lo rodean.

la fotógrafa creó un documental que muestra una historia de superación personal, de quien logró seguir sus sueños y mejorar, no sólo su propia realidad, sino de quienes lo rodean

Guido nació en 1974 en el seno de una familia boliviana muy humilde, por lo que debió migrar a varias ciudades y rotar por múltiples empleos hasta que lo adoptó una familia rica de Cochabamba, donde trabajó en una academia de modelaje. Cuando llegó a la Argentina, se asentó en uno de los barrios porteños más carenciados, y se puso a confeccionar los vestidos que hace ya un tiempo visten las modelos de su agencia.

Los años de trabajo, perseverancia y dedicación de Guido demuestran -y esto se ve claramente en la película- que la integración social en la moda dejó de ser una utopía y que, además, sirve para cambiar la percepción, llena de prejuicios, que la sociedad tiene de los habitantes de la villa.

GuidoModels_03“No hay mucha gente que se anime a seguir sus sueños y Guido lo hace con un enorme deseo que es realmente inquebrantable”, señala Julieta Sans y cuenta que el rodaje del film, que duró tres años, se realizó en parte en Bolivia, para cumplir el deseo de Guido de volver a su país natal a promocionar su trabajo. Acompañado de Sonia León y Delia Cáceres, las primeras modelos de la academia seleccionadas para desfilar en Milán para Dolce & Gabbana, el creador de Guido Models fue recibido con ansias como si fuera una celebridad que triunfa en Argentina.

La producción se financió a través del concurso de documentales digitales de 5ta vía del INCAA y logró llegar a varias salas de Latinoamérica. “Lo vieron personas de todas las edades y estratos sociales que terminaron muy conmovidos”, dice Sans y afirma que el documental le cambió la vida de diversas maneras. No sólo en el aspecto profesional sino que también la marcó en lo personal y para el futuro: “Guido me recuerda lo importante que es sostener el deseo y las convicciones más allá de los resultados y las opiniones ajenas”.

“Lo vieron personas de todas las edades y estratos sociales que terminaron muy conmovidos”, dice Sans GuidoModels_01