Proponen incorporar una asignatura que concientice sobre la violencia de género en las escuelas secundarias de todo el país. La idea se plasmó en un proyecto de ley que ingresó al Congreso Nacional en febrero.

Lo impulsa el senador por San Juan, Roberto Basualdo y apunta a concientizar a los jóvenes acerca de la violencia de género. En ese sentido, sugiere incorporar la asignatura “Educación sobre la Prevención de la Violencia de Género” en todos los colegios secundarios del país.

Según explicó el senador, “Muchas veces las niñas y adolescentes se familiarizan en sus casas con violencia entre sus padres. Alguien debe decirles que eso no es lo normal, que está mal, que es un flagelo que nadie debería atravesar”.

A partir de este proyecto, apuntó Basualdo, se llama a todas las organizaciones de la sociedad civil, especialistas y educadores a debatir sobre la prevención de la violencia de género desde la educación formal. “La prevención y la educación son las mayores armas contra la violencia de género, según los principales líderes de la ONU encargados de velar por la igualdad de los derechos de la mujer”, expresó el legislador.

Acorde a esta normativa, el diseño del plan de estudio de la asignatura y todo lo requerido en torno a ello (capacitación docente, formas de evaluación, etc.), quedará a cargo del Consejo Federal de Educación, dependiente del Ministerio de Educación. Ese organismo contará a su vez con la asistencia consultiva de la Comisión Nacional Coordinadora de Acciones para la Elaboración de Sanciones de Violencia de Género (CONSAVIG), del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos.

Además, entre de los fundamentos de la ley se argumenta que la forma correcta de abordar la problemática de la violencia de género y su prevención es a través de la educación y se menciona como antecedente relevante el movimiento Ni Una Menos, el cual lidera la lucha contra los femicidios y a favor de la igualdad de derechos entre el hombre y la mujer.

Se espera ahora, como paso siguiente, que la Comisión de Educación y Cultura del Senado de la Nación trate el proyecto de ley y abra el debate a las diversas organizaciones para que contribuyan a la mejora y posible sanción de la normativa.