Visita a la sede de la DAIA para rendir homenaje a las víctimas

El ministro de Justicia y Derechos Humanos, Germán Garavano, visitó la sede de la DAIA para rendir homenaje a las víctimas del peor atentado terrorista que sufrió nuestro país hace casi 22 años.

Fue acompañado por el secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj, y recibido por el presidente de la entidad, Ariel Cohen Sabban, y por el vicepresidente de la AMIA, Ralph Thomas Saieg.

“La lucha por la justicia va a seguir, pero reconociendo que lamentablemente el Estado ha fallado, el sistema de justicia ha fallado. Ojalá se pueda recomponer, pero lo importante es tratar que nunca más vuelva a fallar”, sostuvo el ministro. Destacó que el Gobierno está dando cumplimiento a la ley de reparación a los familiares de las víctimas, ha fortalecido la Unidad Especial de Investigación del Atentado a la AMIA que depende del Ministerio de Justicia, y trabaja para impulsar el juicio en ausencia para hechos de terrorismo.

“El desafío es que nunca más vuelvan a suceder DSC_4724XXXXXhechos tan tristes y tan violentos, hay que trabajar todos juntos para tener un país mejor, un país más solidario en el que no haya discriminación ni diferencias y en el que todos podamos construir hacia el futuro”, sostuvo Garavano.

Durante el encuentro, Cohen Sabban le obsequió a Garavano una copa “kidush” que se utiliza en distintas festividades religiosas judías y pidió que “pronto se pueda brindar por justicia en Argentina”.

Por su parte, Cohen Sabban señaló que la presencia del ministro “manifiesta el interés de la Argentina en seguir adelante en el reclamo y llegar a la justicia, porque un país que no tiene justicia no tiene futuro”.

“Agradecemos al ministro -y lo hacemos extensivo al presidente de la Nación- el no haber apelado la inconstitucionalidad del memorándum de entendimiento con Irán. Para nosotros fue un síntoma de que la república está sanando”, sostuvo Ralph Thomas Saieg.

Respecto de la posibilidad de avanzar con las reformas para instaurar el “Juicio en Ausencia”, Garavano señaló que “la Unidad AMIA, a cargo de Mario Cimadevilla, está trabajando en un proyecto”.

“Gente de su equipo se ha reunido con la Corte Internacional de La Haya. La idea es que no sólo sea para los atentados sino que sirva como herramienta para otros delitos que se podrían cometer en el futuro y con personas que se profugan”.