Plenario de las comisiones de Justicia y Asuntos Penales, Presupuesto y Hacienda, y Seguridad Interior y Narcotráfico.

El Ministro de Justicia y Derechos Humanos debatió con el plenario de comisiones los proyectos que buscan fortalecer tribunales orales y acelerar tiempos en causas menores. Se trata de leyes remitidas en abril último.

En el marco del Plan Justicia 2020, el ministro de Justicia y Derechos Humanos, Germán Garavano, defendió esta tarde tres proyectos de ley de reforma del Poder Judicial. Con sus especificidades, todos apuntan al fortalecimiento de los Tribunales Orales en lo Criminal Federal y en lo Penal Económico, a la vez que la agilización del arribo a las sentencias en las causas originadas por delitos menores.

En concreto, los proyectos de normas que se debatieron fueron los de Unificación de los fueros de la Justicia nacional en lo criminal de instrucción de la Capital Federal e Implementación del juicio unipersonal para determinados supuestos y de Fortalecimiento de los Tribunales orales en lo Criminal federal y de los Tribunales orales en lo Penal Económico.

En un nuevo capítulo para ambas iniciativas, que el Poder Ejecutivo envió a principios de abril al Congreso, el funcionario nacional sostuvo que existen las condiciones legales para que los jueces puedan “pasar de un fuero a otro” ya que se trata de magistrados a los que el “Senado les dio acuerdo previamente”.

Garavano en el Salón Illia del Senado.

Garavano especificó que la introducción del “juzgamiento unipersonal para determinados supuestos” no implica otra cosa que acelerar sentencias para delitos menores: Los nuevos tribunales orales – que pasarán a denominarse Juzgados Nacionales en lo Criminal y Correccional- se encargarán de los casos de suspensión de juicio a prueba, abreviados y delitos de hasta 6 años de forma obligatoria, dejando el tribunal colegiado para los casos con penas de 15 años o mas.

Sobre el segundo proyecto argumentó que la Justicia “sigue todavía más vinculada al papel” que a las nuevas tecnologías y esa es “una de las cosas que me parece importante ir cambiando”. “De los 76 mil casos que ingresan por año a los juzgados correccionales de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, sólo llega a juicio oral el 1 por ciento”, indicó el ministro.

La actividad se realizó en el Salón Arturo Illia con la estructura de un debate en el que primero expusieron en forma conjunta el titular de la cartera Judicial y su par de Seguridad, Patricia Bullrich, y luego realizaron sus consultas los representantes legislativos constituidos en plenario de comisiones.

En particular, la ministra expuso sobre el traspaso del Registro de precursores químicos de la órbita de la Secretaría de Programación para la Prevención de la Drogadicción y la Lucha contra el Narcotráfico (Sedronar) a la de la cartera que comanda.