Galeano expuso sobre su encuentro con Telleldín

El ex juez de la causa AMIA, Juan José Galeano, continuó su declaración indagatoria en el juicio que lo tiene como imputado, junto a otros doce ex funcionarios, por presunto encubrimiento en el atentado a la mutual judía de 1994.


En una audiencia que abarcó todo el día, los jueces Gorini, Costabel y Perilli escucharon al destituido magistrado exponer, esta vez, acerca de la entrevista informal que le hizo a Carlos Telleldín en el juzgado y que grabó con micrófono y cámara ocultos.

El imputado se defendió por el modo en el que se dio ese episodio, que forma parte de la acusación. Explicó que Telleldín quería declarar acerca de la entrega de la camioneta Trafic y las extorsiones que involucraban a policías bonaerenses pero que “tenía miedo” y “no quería quedar como un buchón”.
Por eso, sostuvo, es que tras hablar con el doblador de autos en el penal, sugirió entrevistarlo informalmente y se le ocurrió el mismo día (10/4/1996) grabarlo, porque Telleldín no quería declarar y que conste en la causa por lo que el video sería un “resguardo”.

Negó así que en el juzgado hubiera cámaras ocultas instaladas, tal como dicen las querellas y gran cantidad e testigos del juicio, incluso quienes fueron empleados de ese tribunal.

“Para mí era algo novedoso porque no sabía lo que Telleldín iba a decir”, dijo Galeano con el fin de desmentir a la fiscalía y querellas respecto a que negoció la declaración con el doblador de autos previamente y le sugirió involucrar a los policías de forma falsa. La información que tenía, agregó el exjuez, “estaba en los diarios” y surgía de “las reuniones entre Telledín y la camarista Riva Aramayo”, en las cuales el acusado había afirmado supuestamente haberle entregado la camioneta a policías.
“Se dan cuenta que la declaración de Telleldín fue totalmente espontánea y que yo no inventé nada”, afirmó al tiempo que mostraba en pantalla algunas transcripciones de la grabación de la entrevista.
“Algunas querellas y la fiscalía interpretan el vídeo según su conveniencia”, denunció el imputado y le sugirió a los tres jueces del Tribunal Oral Federal 2 “ponerse en mi lugar”.

En otro momento de la audiencia, el exjuez defendió a tal punto su investigación del atentado que llegó a admitir que esa labor “evitó un tercer atentado”.

También intentó desligar a los entonces secretarios del juzgado -quienes hoy están procesados en esta causa- de los hechos: “Ellos hicieron siempre lo que yo decía. Fueron mis decisiones”.

Finamente, ya por la tarde, para cerrar el tema y continuar con otro la próxima audiencia, Galeano indicó: “Pude haber cometido errores pero intenté siempre actuar bajo la ley”. “El video no era una herramienta para entorpecer la investigación”, como dicen algunas partes”.

Al final del día, la defensa del imputado Jorge Palacios pidió al Tribunal llame a declarar como testigos a ex agentes de Operaciones Federales para que certifiquen haber recibido los casetes con escuchas, cuya desaparición se le atribuye a Palacios.

Las partes no se opusieron al pedido y los jueces deberán resolver al respecto.