Unificación de fueros y juicio unipersonal: Justicia más rápida

Las iniciativas convertidas en ley y surgidas en el marco del programa Justicia2020 apuntan a generar un tratamiento más veloz de las causas ¿De qué forma se busca acabar con estas demoras? ¿Qué estadísticas fundamentan las propuestas?

Dentro de un ambicioso pero necesario plan para rediseñar el sistema judicial Nacional y Federal, esta semana, a instancias de la Cámara de Diputados, se convirtieron en ley dos proyectos elaborados en el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos: uno que prevé la unificación de los fueros Criminal de Instrucción y Correccional; otro que busca fortalecer a los tribunales orales; y la posibilidad de que se lleven a cabo juicios unipersonales.

Pero, ¿qué significa todo esto? ¿Cómo se instrumenta y de qué forma lograrían sus objetivos? Los datos acerca de las causas tramitadas brindan una de las primeras radiografías del problema al que se apunta, que es la demora en el servicio de Justicia. Estas falencias fueron investigadas de forma puntual desde la Subsecretaría de Política Criminal de la cartera que dirige Germán Garavano.

Unificación de fueros

La Justicia Nacional en lo Penal tiene, dentro de su integración, a los fueros Criminal de Instrucción, que cuenta con 49 juzgados, y el Nacional en lo Correccional, que tiene 14 de estos órganos judiciales. Ambos funcionan en el ámbito de la Capital Federal. El primero de ellos se aboca al tratamiento de delitos con penas de más de tres años de prisión, y el segundo, de menos.

Con la creación del fuero Penal y Contravencional de Faltas, que se advino tras la autonomía de la Ciudad de Buenos Aires, muchos de los delitos investigados por los juzgados mencionados en segundo lugar pasaron a la órbita de estos nuevos espacios. Es decir, su carga laboral se redujo.

Por eso esta propuesta busca la unificación, ya que la carga de trabajo de ambos fueros se vería reducida y, al mismo tiempo, se podría avanzar, por ejemplo, sobre las más de 17.000 causas en las que existen planteos de competencia, según datos de 2012 brindados por la Corte Suprema de Justicia de la Nación (CSJN). ¿Qué significa esto? Que de un fuero y de otro pasan los expedientes alegando que no les corresponde su tratamiento, por el motivo que fuere. No se perderá tiempo en esos planteos.

Los casos, una vez que son tratados en su etapa de instrucción, es decir, de investigación, son elevados a un tribunal oral para que sus tres miembros puedan debatir, con la evidencia, si existe culpabilidad del o los acusados. Esto implica que los tribunales orales en lo Criminal ahora pasarán a ser tribunales orales en lo Criminal y Correccional. La solución propuesta para evitar problemas ante este nuevo escenario es el juicio unipersonal.

Los fallos de tres personas también pueden ser de una

Esencialmente, un juicio unipersonal, tal como está expresado en la nueva ley preve que un solo juez pueda resolver los juicios orales, abreviados, probations, etc. Eso hace que se multipliquen las capacidades para resolver casos. Donde antes necesitaba tres jueces, ahora con sólo uno va a ser suficiente. Entonces los otros dos, de forma individual y en paralelo o simultáneo también se van a poder dedicar a resolver casos.

Ahora, en algunos casos establecidos en la novedosa legislación, se podrá utilizar esta herramienta. La ley hace obligatorio el juicio unipersonal para delitos con penas de hasta 6 años y optativo aquellos penados con entre 6 y 15 años de prisión. Finalmente, el El juzgamiento colegiado (es decir, con la integración completa) será obligatorio para delitos con penas de más de 15 años.

 

El juicio unipersonal será obligatorio en hurtos, robos, amenazas, lesiones culposas y homicidio culpuso, entre otros. Y optativo en delitos como la explotación sexual, la reducción a servidumbre, la corrupción de menores, el abuso sexual gravemente ultrajante. La constitución del tribunal será obligatoria en delitos como el homicidio agravado y en ocasión de robo, la tortura, la privación ilegítima de la libertad por parte de un funcionario público o un grupo con respaldo del Estado y el financiamiento de actividades vinculadas con la venta de estupefacientes.

En Capital Federal hay 30 tribunales orales en lo Criminal de los cuales sólo 12 tienen su integración completa. El resto tiene vacancias que van entre dos y un cargo, por lo que la posibilidad de un juicio unipersonal brindaría la chance de avanzar sobre miles de casos para los cuales habría que esperar que los espacios vacantes terminen de integrarse. La idea, finalmente, del proyecto, es buscar la reducción de los tiempos que dura el proceso.

 Fortalecimiento de tribunales orales

En este caso, nuevamente se repite la idea de descomprimir el trabajo de estos órganos. Los espacios alcanzados por la ley son los tribunales orales en lo Criminal Federal de la Capital Federal, de los que tienen asiento en las provincias y de los tribunales orales en lo Penal Económico. El primer supuesto de ayuda es, por supuesto, el juicio unipersonal. Pero esta iniciativa apuntó más allá de esto.

Como fue mencionado, en Capital Federal existen 30 tribunales orales en lo Criminal, y seis en lo Criminal Federal; en las provincias, hay 35 tribunales orales en lo Criminal Federal; y, finalmente, tres tribunales orales en lo Penal Económico.

Los datos brindados desde la CSJN demuestran que el principal problema de congestión lo sufren los tribunales orales en lo Criminal Federal de Capital Federal, donde, por este motivo, no se puede aumentar la cantidad de juicios orales en causas vinculadas con delitos de narcotráfico, lesa humanidad y corrupción. Para ello, se elevará de seis a trece la cantidad de estos órganos judiciales.