Flagrancia: el 68% de los casos se resolvió en las primeras 30 horas

Foto: Patrick Haar.

Así lo indica el último informe de la Subsecretaría de Política Criminal, que también da cuenta que ese porcentaje creció respecto a mediciones previas. Se trata del mecanismo que se aplica cuando una persona es atrapada en el mismo momento en el que comete un delito.

Los plazos para resolver un caso en la Justicia son una de las principales quejas de los usuarios. Los primeros esfuerzos –y uno de los objetivos de la gestión- del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación apuntan en este sentido. Y por eso, y gracias a un proyecto de ley sancionado en septiembre y puesto en funcionamiento en diciembre del año pasado, se comenzó a aplicar un procedimiento para casos de flagrancia.

La Subsecretaría de Política Criminal, que dirige Juan José Benítez, elabora informes periódicos acerca de la aplicación de esta herramienta. En los diez meses que lleva en marcha, mostró grandes avances.

El último de ellos indicó que el 68 % de los casos relevados que fueron juzgados con este sistema se resolvió en las primeras 30 horas desde que sucedieron.

Los números surgen de casi 125 casos relevados recientemente, y muestran una mayor aplicación de la norma ya que en el sondeo previo arrojó que el 54 % de las causas terminaron tras la primera audiencia.

Entre otros datos revelados en este documento, la duración promedio para la resolución de un caso pasó de ser de dos años a menos de un mes, en promedio. Con este nuevo sistema, la etapa de investigación o instrucción del caso no dura más que siete días.

Otra de las ventajas es que la libertad de las personas que cometieron el delito ya no puede ser brindada por el juez a través de un teléfono, como sucedía antes. A su vez, la víctima es informada de la audiencia donde se llevará a cabo la acusación y la defensa de quien cometió el delito. Y su asistencia –la de la víctima- es voluntaria.

Capacitación a jueces

El 45% de las personas condenadas fue a prisión después de recibir la sentencia en su contra. Este procedimiento se aplica para delitos que contemplan penas de hasta 15 años de prisión, o de hasta 20 años de prisión para los caso de robo a mano armada o abuso sexual.

Además, en el marco de las mesas de trabajo de Coordinación Interinstitucional para la Implementación del Nuevo Procedimiento de Flagrancia) se capacitó a 335 jueces federales y nacionales de 14 provincias en materia de aplicación del procedimiento de flagrancia.

¿A qué se denomina flagrancia? Cuando una persona es atrapada cometiendo un delito –es decir, no hay controversia acerca de lo sucedido-, y se acelera el proceso de su juzgamiento. Ello sin dejar de cumplir con las garantías del proceso. Pero, además, los planteos de la defensa y la acusación se hacen oralmente, acelerando, también, este trámite.