Nueve provincias ya se sumaron a la prueba piloto de monitoreo electrónico. La Subsecretaría de Acceso a la Justicia entregó en todo el país 146 dispositivos. La política se enmarca en un cambio de modelo para la atención de este tipo de causas.

En el marco del plan nacional de Acción para la Prevención, Asistencia y Erradicación de la Violencia contra las Mujeres, la Subsecretaría de Acceso a la Justicia del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación entregó en todo el país 146 tobilleras electrónicas para casos de violencia de género. Los dispositivos duales de vigilancia electrónica están previstos para casos de alto riesgo que se encuentren judicializados y con medidas de protección decretada por el Poder Judicial local. Permiten conocer con precisión el geo posicionamiento de la víctima y del agresor y controlar el cumplimiento de las restricciones de acercamiento.

“Estamos en la etapa de prueba piloto y puesta a punto, ya está en uso en 88 casos reales”, expresó María Fernanda Rodríguez, subsecretaria de Acceso a la Justicia. La herramienta se enmarca en un cambio de modelo para la atención de este tipo de causas. Es una ley modelo que busca una reforma estructural en el abordaje judicial de la violencia intrafamiliar y sexual.

Son nueve las provincias que ya se sumaron a la prueba piloto en materia de monitoreo electrónico. Son equipos con una tecnología de avanzada que se complementan a los botones antipánico. Tienen una batería de litio que dura doce meses y avisan con anticipación cuando la misma se está por agotar.

Rodríguez expresó que los dispositivos duales “son para garantizar que se cumplan con las medidas cautelares que dictan los jueces” porque “uno de los grandes problemas era que no había capacidad de controlar que la medida se cumpliese, con la posibilidad que le pueda costar la vida a una mujer”.

Entre las ventajas que tiene el uso de esta herramienta para casos de violencia, la funcionaria señaló que “mejora sustantivamente la calidad de vida de la víctima” y “es más eficiente en la asignación del recurso humano policial”.

La tobillera o pulsera está en permanente contacto con el centro de monitoreo. Cuando detecta una proximidad del agresor, se le advierte a la víctima, para que salga del lugar. En caso de que no pueda, se convoca al móvil policial más cercano, además de avisarle a la  víctima para que tome medidas de autocuidado.

placa tobilleras Provincias que usan el sistema

Se entregaron 146 tobilleras electrónicas en todo el país. En las provincias en las cuales se realizó la entrega de dispositivos duales por parte del Estado nacional son nueve. En la entrega, se toma el compromiso de la puesta a punto del Centro de Monitoreo por parte de cada gobernación. Desde allí, se controlará la geolocalización de los dispositivos que utilizarán la víctima y su agresor.

En Córdoba se entregaron 30 pulseras que ya fueron utilizadas en 41 casos de violencia de género a través de medidas de restricción dispuestas por la Justicia. En Chubut se otorgaron 10, y en Tierra del Fuego 4.

En Mendoza, hubo 37 entregas de dispositivos duales y 21 implementaciones en causas reales. Y 30 en la provincia de Salta, 20 en la provincia de Buenos Aires; en tanto, en Neuquén y Santa Fe, se entregaron 5 en cada una. Y esta semana, se realizará la entrega en La Pampa de otros 5 dispositivos.