Extenso testimonio en contra de la actuación de Galeano

En una audiencia muy interrumpida por los debates entre las defensas y las querellas, declaró en el juicio por el encubrimiento del atentado a la AMIA, Beinusz Szmukler, quien como integrante del Consejo de la Magistratura redactó la acusación que concluyó, tras un jury de enjuiciamiento, con la destitución del entonces juez de la causa, Juan José Galeano.

Para la jornada también estaba programado el testimonio del exsecretario de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, Alejandro Pérez Cárrega pero, según anunció el Tribunal Oral Federal 2, la familia informó acerca de su fallecimiento.

El abogado Beinusz Szmukler relató, a partir de preguntas de las querellas, acerca de la investigación sobre la actuación de Juan José Galeano en la causa AMIA, que desde la comisión de acusación del Consejo de la Magistratura, llevó a cabo junto a Marcela Rodríguez.

“Eran más de veinte cargos contra Galeano y recuerdo que la denuncia tenía casi 500 páginas”, dijo el ex consejero. “El trabajo fue muy intenso y participaron todos los miembros de la comisión”, agregó.

Ante preguntas de las querellas que buscaban refrescar la memoria del testigo de 85 años, los abogados defensores interrumpieron con oposiciones en reiteradas ocasiones del testimonio que duró casi dos horas. Esto provocó, dos veces, que Néstor Costabel, quien ejerció la presidencia del Tribunal, decidiera retirar al testigo de la sala para resolver acerca de la formulación de ciertas preguntas.

A pesar de su avanzada edad y las idas y vueltas del debate, Szmukler se mostró lúcido, ratificó toda la acusación que realizó en su momento (que es prueba documental en la causa) y el alegato contra Galeano que leyó en el jurado de enjuiciamiento, del que participó como representante del Consejo de la Magistratura.

“Recuerdo que la acusación principal se basaba en un pago ilegal a (Carlos) Telleldín y que hubo grabaciones ilegales en el juzgado con la presencia de fiscales y hasta de representantes de la DAIA”, contó y fue categórico respecto a que, al revisar el expediente de la causa que presidía Galeano, “Estaba lleno de irregularidades”.

También se refirió a la actuación de la entonces abogada de la DAIA por lo que tuvo un cruce con la abogada del imputado Rubén Beraja, expresidente de esa entidad: “Marta Nercellas, por ejemplo, había ido a una reunión con uno de los policías imputados cableada con micrófonos en un operativo totalmente irregular con conocimiento de Galeano”.

Cuando la defensora de Beraja, Valeria Corbacho, le pidió mayor detalle sobre las pruebas que tenía acerca de la actuación de la dirigencia comunitaria, Szmukler dijo que además, durante la investigación, recibió denuncias de familiares de las víctimas acerca de un trato discriminatorio por parte del juzgado, especialmente en el acceso al expediente, algo que ocurría de manera contraria con representantes de la DAIA.

“De todas formas -contestó el exconsejero ante la insistencia de la defensora- mi objetivo era investigar la actuación del juez (Galeano) y no la de la dirigencia comunitaria”.

Por último, el testigo afirmó que de su investigación sobre el entonces juez, surgieron pruebas sobre la participación de la Secretaría de Inteligencia del Estado en el operativo del pago a Telleldín para que involucrara, en su declaración, a personal de la Policía Bonaerense.