Represor declaró que la SIDE lo “contactó” tras el atentado

El ex capitán del ejército, Héctor Vergez, dijo que le pagaron 12 mil dólares, presumiblemente, para convencer a Telleldín de que desviara la investigación mediante un testimonio falseado. No se pudo presenciar el testimonio del ex agente que también estuvo ante el Tribunal.

Reanudado el juicio por el encubrimiento del atentado a la AMIA ante el Tribunal Oral Federal 2, un ex agente de la Secretaría de Inteligencia del Estado (SIDE) brindó su declaración testimonial mientras que el ex capitán del ejército Héctor Pedro Vergez, recientemente condenado por delitos de lesa humanidad durante la última dictadura cívico militar, hizo lo propio a través de una muy breve videoconferencia.

Tal como ocurrió en las últimas audiencias en las cuales declararon ex agentes de Inteligencia, no se admitió la presencia de público ni tampoco se dio permiso para difundir el contenido de los testimonios. Las limitaciones están contempladas en el decreto presidencial de 2003 el cual, si bien releva a los ex SIDE de la obligación de guardar secreto sobre su labor en la investigación, no admite que su identidad y sus dichos sean publicados.

La declaración testimonial de Héctor Vergez duró un corto lapso debido a problemas de conexión en la ciudad de Córdoba, donde el represor se encuentra detenido. Según definió el Tribunal, su testimonio continuará de forma presencial el lunes, ya que casualmente Vergez será trasladado al penal de Ezeiza.

En los pocos minutos de duración de la videollamada, llegó a prestar juramento de verdad, al que le añadió “por Dios y por la patria”, y contestó con dificultad una pregunta del fiscal Roberto Salum.

Según dijo, cuando ocurrió el atentado a la AMIA, lo contactó un agente inorgánico de la SIDE de nombre “Romero” a través de su “amigo de destacamento”, Jorge Acosta. “Conocí a Carlos Telleldín cuando él era chico porque trabajé en el Ejército con su padre. Por eso me contrataron (para la investigación del ataque a la mutual judía) por 12 mil dólares”, detalló.

Según relató el propio Telleldín en este juicio, Vergez lo visitó varias veces durante su detención y le ofreció dinero para que mintiera en su declaración e inculpara a unos detenidos libaneses.

Vergez llegó también mencionar -con el audio e imagen un tanto entrecortados- que conoció al ex juez Juan José Galeano, aquí imputado, y a los ex fiscales de la causa AMIA, Eamon Mullen y José Barbaccia.

En ese momento, a pedido de la fiscalía, los jueces pospusieron la declaración. Sin embargo, Vergez continuó hablando sin que le dieran la palabra y se refirió enojado al ex secretario de Inteligencia menemista: “(Hugo) Anzorreguy me mandó a matar. Los voy a denunciar”.

A pedido de la fiscalía, los jueces pospusieron la declaración. Sin embargo, Vergez continuó hablando sin que le dieran la palabra y se refirió enojado al ex secretario de Inteligencia menemista: “(Hugo) Anzorreguy me mandó a matar. Los voy a denunciar”.

Próximas audiencias

Antes de terminar, el Tribunal anunció que hará lugar la semana que viene al careo entre Rubén Beraja y el periodista Raúl Kollmann, pedido por la defensa del ex presidente de la DAIA.

El abogado del ex fiscal Eamon Mullen, por su parte, anunció que su defendido desea ampliar su declaración indagatoria y se presentará a declarar también, aunque por primera vez, el imputado Juan José Galeano.

Además de la presencia de Héctor Vergez, se esperan los testimonios de otros ex agentes de la SIDE para los dos días de audiencia de la semana próxima.