Guía práctica sobre todos los procedimientos de adopción

El Ministerio de Justicia aconseja consultar un documento destinado a la asistencia de aspirantes a guarda. Cuáles son los pasos para acoger a un niño, niña o adolescente en un nuevo hogar.

Una de las confusiones más comunes en torno a la adopción es que la persona o pareja que acoge ejerce su derecho superior de ‘ahijar’ . Sin embargo, para el Estado el “interés superior” es que los infantes se desarrollen en un marco familiar acorde, tal como lo reseña la Ley de Protección Integral de Niños, Niñas y Adolescentes (26.061). Con el fin de asistir a los cerca de 7 mil chicos en esa situación, el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos propone consultar su guía informativa para aspirantes a guarda en adopción.

Iniciar la inscripción del trámite -que es gratuito y no requiere intervención de un abogado- requiere de inscribirse en el Registro de Aspirantes a Guarda local (que puede consultarse aquí).

Los datos de los aspirantes ingresan a la base de la Dirección Nacional del Registro Único de Aspirantes a Guarda con Fines Adoptivos (DNRUA) del Ministerio, que integran todas las provincias (excepto Catamarca) y conforman una red federal. Por ello, la inscripción tiene validez nacional.

Es un juez (autoridad que, previamente, determina la situación de adoptabilidad) el que inicia la búsqueda de aspirantes a guarda acordes a las necesidades del niño. En caso de no encontrar postulantes en su jurisdicción, amplía la búsqueda al resto del país. La prioridad es para las áreas más cercanas. Una vez seleccionados, el magistrado concierta una entrevista con los aspirantes para conocerlos y ponerlos al tanto de la situación del niño.

Si hay compatibilidad, se inicia un proceso de vinculación. En un plazo que no puede extenderse más de seis meses, el juez dictamina sobre la guarda.

Un juez acerca al niño con los interesados. Si hay compatibilidad, se inicia un proceso de vinculación. En un plazo que no puede extenderse más de seis meses, debe dictaminar si otorga la guarda o no.

Cumplida la etapa de guarda, sólo el juicio de adopción otorga certeza jurídica sobre la guarda. A partir de ese momento el niño tendrá la condición de hijo y será titular de los mismos derechos que los biológicos.

La decisión de adoptar una niña, niño o adolescente conlleva el cumplimiento responsable de todos los requisitos legales establecidos en el Código Civil y Comercial de la Nación: Consentimiento mutuo de los miembros del matrimonio –o unión convivencial-, mayoría de 25 años -si se trata de solteros o solteras- y residir permanentemente en el país por un período mínimo de 5 años.