Del estrado a las aulas, los jueces con los alumnos

En una iniciativa que busca acercar la justicia a la sociedad, magistrados asisten a escuelas para informarles a los alumnos cómo funciona el Poder Judicial en su distrito. Reciben consultas, dudas y sugerencias sobre su trabajo.

Se trata de una propuesta que busca el contacto más directo con la sociedad y más precisamente con los jóvenes. Los funcionarios de un departamento judicial bonaerense asisten a instituciones educativas para explicarles a los alumnos cómo se organiza la estructura judicial, qué decisiones deben afrontar en las causas que llevan adelante, los roles de los actuantes y la complejidad de las mismas.

A través del Programa Diálogo con la comunidad, realizado por segundo año consecutivo por el Colegio de Magistrados y Funcionarios de San Isidro, los funcionarios del Departamento Judicial de ese distrito que abarca a cuatro municipios de la provincia de Buenos Aires asisten a las escuelas para explicar “la importancia de la justicia en la sociedad”, según aseguró Marta Capalbo, una de las magistradas participantes.

El programa abarca todos los IMG_4091fueros del sistema de administración de justicia, el Ministerio Público Fiscal y el de la Defensa y está dirigido, en principio, a alumnos del último año de los colegios secundarios. Pasaron por él más de 60 funcionarios judiciales y más de mil alumnos en alrededor de 25 escuelas durante dos años .

El objetivo, explicó Capalbo, titular del juzgado Civil y Comercial número 11 de San Isidro, es “acercar la justicia a la comunidad, contarles cómo se accede y cuál es la participación de cada uno de los sujetos que intervienen en un proceso visibilizando también el poder de decisión del juez y las instancias revisoras” superiores como las Cámaras de Apelaciones y las Cortes Supremas.

Los alumnos escuchan inicialmente una explicación concreta y llana de la estructura del sistema, para dar paso a sus consultas y dudas que llamaron la atención a los organizadores como “por qué los jueces no pagan impuesto a las ganancias”.

En una segunda etapa del programa, se realiza un simulacro de juicio donde los alumnos asumen los roles necesarios para actuar como si fueran partícipes del sistema. Pueden representar a un juez que debe ser imparcial entre las partes, a un fiscal que defiende los intereses del Estado, a un defensor del acusado del delito, así como a un testigo, al perito o a algunos de los imputados del delito, según el caso. En este proceso, los chicos recaban argumentos para sostener su postura de acuerdo al cargo que deben representar en el juicio “simulado” previa explicación de los organizadores.

Participan funcionarios de todos los fueros: Civil y comercial, Criminal y correccional, Trabajo y Contencioso administrativo, entre otros. Se visitan escuelas y colegios de diferentes localidades del Departamento Judicial compuesto por los partidos de Vicente López, San Isidro, San Fernando, Tigre y Pilar en una iniciativa ideada por Alicia Ortolani, directora del proyecto. Entre las instituciones visitadas están la Escuela Técnica Nocturna n° 3 de San Isidro, Marcos Sastre de Tigre, Esteban Echeverría de Munro, Santo Domingo Savio (La Cava), San Luís de Victoria, y Técnica n° 1 Pilar.

Capalbo explicó que la aspiración es “trascender la idea de una justicia más humana”, “achicar la distancia entre el juez, con su lenguaje complejo, y la sociedad”, en definitiva “acercar la justicia a la gente”.

Los organizadores de las jornadas desde el año pasado se mostraron “sorprendidos por la reacción y el entusiasmo” de los estudiantes. “Los chicos entendieron qué es lo que hace el juez y en qué medida es importante para la comunidad y su impacto en la sociedad”, destacó la vicepresidente de Colegio de Magistrados de San isidro.