El exfiscal Eamon Mullen amplió su declaración indagatoria

En una nueva audiencia del juicio por irregularidad en la investigación del atentado a la AMIA, el exfiscal de la causa, Eamon Mullen, amplió su declaración indagatoria.

Su descargo duró todo el día y se basó en líneas generales en refutar uno de los delitos que se le imputan: la privación ilegítima de la libertad de los policías bonaerenses, aquellos que en su momento fueron acusados y detenidos por participar de la conexión local del atentado a la mutual judia, y luego absueltos por el TOF3 en el juicio que se desarrollo entre el 2001 y 2004.

Mullen declaró por primera vez al comienzo de este juicio y ratificó ahora sus dichos: “los responsables de la conexión local están en esta sala”, dijo categórico en referencia a los agentes de la Policía bonaerense, que participan como querellantes.

Ademas, en las seis horas que duró su indagatoria, leyó una por una las pruebas que en su momento manejaba su fiscalía contra los policías y que los llevaron, según él, a “acusarlos legítimamente”.

Mencionó por ejemplo que el entonces comisario -y según Mullen mayor responsable de la conexión local- Juan José Ribelli, realizó un viaje a la triple frontera días previos al atentado y cobró una “sospechosa” herencia de más de dos millones de dólares.

Sin embargo, mostró esos datos como suficientes sin agregar información que vincule directamente a Ribelli con un grupo terrorista. “¿Era necesario descubrir además de eso las transacciones bancarias?”, preguntó de forma retórica el imputado.

Por otro lado, le contestó a muchos testigos que pasaron pro este juicio, quienes posicionaron a los fiscales Mullen y José Barbaccia en un lugar cercano al Juzgado de Juan José Galeano (también imputado). “A los que dijeron que teníamos relaciones promiscuas con el juez, les decimos que no éramos colaboradores y que de hecho tuvimos muchas discrepancias que son habituales en las causas”, explicó.

Incluso, en cuanto al encubrimiento declaró que “no participamos de ese plan que no existió” y resulta absurda la acusación “porque las detenciones de los policías las decidió el juez”.

Sobre el final, el exfiscal aclaró que no respondería preguntas de ninguna de las partes y que en futuras ampliaciones indgataorias se explayaría sobre el resto de los delitos que se le imputan.

Para el próximo lunes, se espera la declaración testimonial de Cristina Fernández de Kirchner, quien participó de la Comisión Bicameral Especial de Investigaciones de los atentados a la Embajada de Israel y la AMIA.