Las mercaderías decomisadas pueden tener un fin benéfico

Juguetes, indumentaria y hasta animales domésticos son donados a instituciones benéficas como ONG’s, comedores o merenderos luego de ser decomisados en allanamientos por procedimientos judiciales. 

Varios son los ejemplos. Un caso actual es es de la Fiscalía de la Ciudad Autónoma de Buenos, que en abril del año pasado estaba a cargo de Martín Ocampo,  que incautó 174 bolsas de mercadería a diversos manteros. Principalmente secuestraron ropa interior e indumentaria en general.

Foto: Prensa MPF CABA
Foto: Prensa MPF CABA

La ropa de adultos, femenina y masculina, incautadas fue donada a diferentes asociaciones: la Asociación Formoseña Hogar Dr. Esteban Maradona; el Hogar Liguen; el Centro comunitario Copitos; Rayito de Sol; Hogar Soles en el Camino; Comedor EN-HACCORE; Bomberos Voluntarios de la Boca y al Comedor El Cacerolazo, entre otros.

En la Navidad de 2014, la fiscalía porteña también decidió donar al Hospital de Niños “Ricardo Gutiérrez” los juguetes que fueron decomisados en procedimientos judiciales en la vía pública. Así, alrededor de 1800 chicos que están internados o se atienden en el hospital recibieron al menos un juguete para celebrar las Fiestas.

Foto: Prensa MPF CABA
Foto: Prensa MPF CABA

En tanto, el Juzgado 2 de Lomas de Zamora, a cargo del juez Federico Villena, autorizó el año pasado la donación a escuelas y a organizaciones no gubernamentales de mercadería secuestrada en diferentes procedimientos. En las causas se investigaron infracciones a la ley 22.362 de marcas y patentes.

Se entregó ropa deportiva para niños a la Escuela Especial N°504 de San Francisco Solano, a la ONG “Nuestros Pibes” y a una asociación civil local. En tanto, el resto de la indumentaria y juguetes se donó a través del Ministerio Público Fiscal a vecinos del barrio.

En septiembre de 2015, el actual secretario de Justicia, Santiago Otamendi, quien subrogaba el Juzgado en lo Penal, Contravencional y de Faltas N° 6 de C.A.B.A., decidió donar mercadería a un taller clandestino a la Fundación “El Pobre Asís”.

Foto: Prensa MPF CABA
Foto: Prensa MPF CABA

Se trató de 290 bolsones con prendas que fueron confeccionadas para su comercio ilegal. Estaban en un depósito judicial tras su decomiso el pasado 24 de julio de 2015 del taller textil ilegal en el barrio de Flores. En su sentencia, el exjuez homologó el acuerdo y condenó a un ciudadano de nacionalidad coreana al pago de la multa de 7 mil pesos. En tanto, Otamendi dispuso “la sanción accesoria de comiso de 290 bultos conteniendo sweaters e hilos”. La fundación brinda asistencia a personas en situación de calle a través de múltiples servicios y programas.

Un caso más llamativo ocurrió en la Sala I de la Cámara de Apelaciones en lo Penal, Contravencional y de Faltas de la Ciudad de Buenos Aires que resolvió por unanimidad confirmar una sentencia de primera instancia en la que se dispuso la donación de 68 perros secuestrados en el marco de una causa por infracción a la Ley 14346 de protección de los animales. Las pericias psiquiátricas acreditaron que la dueña no estaba en condiciones de cuidar a seres vivos porque “no conserva autonomía psíquica para comprender el alcance de sus actos y dirigir sus acciones”.

En el fallo del 25 de noviembre del año pasado se especificó que la dueña de las mascotas, que eran dos labradores y 66 caniches, las tenía en estado de “desnutrición y descuido”. Por este motivo, los magistrados Marcelo Vázquez, Silvina Manes y Marcela De Langhe confirmaron el fallo de primera instancia, destacaron “la Ley 14346 (Maltrato Animal) donde surge que el bien jurídico protegido son los animales” y entregaron los amimales a una asociación civil que trabaja para prevenir la crueldad al animal. La sentencia aclaró que los perros quedarán al cuidado del Centro de Prevención de Crueldad al Animal y sólo podrán ser entregados en adopción de manera gratuita.