Diez jueces especialistas en combatir el narcotráfico

La adicción a las drogas afecta al 40 por ciento de los hogares de todo el país. El Ministerio de Justicia propone especializar a diez magistrados para combatir los delitos complejos focalizándose en el narcotráfico.

Es parte de un paquete de leyes de Reforma Judicial que busca mejor el funcionamiento de la justicia penal para dar una mejor respuesta a los reclamos de la sociedad.

Según el informe 2014 del Observatorio Argentino de Drogas de Sedronar el 3,4 por ciento de la población (1.400.000 personas) alguna vez al año consumió sustancias ilícitas. Y el dato más grave: anualmente mueren 8452 personas, víctimas del consumo de estupefacientes, alcohol y tabaco.

El  país está en estado de Emergencia en Seguridad Pública tras el decreto 228/2016 que así lo dispuso para “avanzar de manera decidida poniendo a disposición todos los resortes del Estado para darle batalla al crimen organizado y al narcotráfico”. En la justicia, hay más de 20 mil causas por año sobre drogas y sólo el 2 por ciento son por contrabando.

La subsecretaría de Política Criminal del Ministerio de Justicia de la Nación, a cargo de Martín Casares, tiene como objetivo implementar un paquete de leyes para combatir el crimen organizado como “una prioridad para mejorar la justicia penal ordinaria”. En este sentido, se planteó la unificación de los fueros de instrucción y correccional, la realización de juicios unipersonales y, entre otras medidas, la creación de juzgados especializados en la lucha contra el narcotráfico.

Serán diez juzgados del fuero criminal de Instrucción que podrán especializarse en causas sobre contrabando de drogas para perseguir de manera inteligente el crimen organizado.

Desde el Ministerio se destacó que se debe realizar “un abordaje integral y una investigación sistemática en el análisis de la información de los delincuentes”.

Los elegidos trabajarán con una policía judicial a capacitar y un equipo interdisciplinario integrado por contadores, sociólogos y psicólogos, entre otros profesionales. En tanto, estarán en pleno contacto con dependencias especializadas del Ministerio de Seguridad y la Procuraduría de Narcocriminalidad.

Jueces consultados expresaron que es saludable la medida de especializar a juzgados sobre diferentes tipos de delitos, fundamentalmente sobre trata de personas y lavado de dinero, dos figuras íntimamente relacionadas al tráfico de drogas.

Al respecto, el titular de la Junta Federal de Cortes y ministro de la Corte Suprema de Santa Fe, Rafael Francisco Gutiérrez, se mostró  “de acuerdo con la creación de juzgados especializados en cualquier tema penal” y resaltó “el consenso que hay entre los jueces” porque “hay muchos juzgados federales de competencia plena, por eso es necesario que tengan competencia netamente penal”.

En la actualidad, las causas por narcotráfico tienen un bajo nivel de elevación a juicio oral. Casares explicó que “hay que mejorar el nivel de elevación a juicio. Es una deuda pendiente. Hoy el sistema penal argentino tiene un alto índice de impunidad. La cifra ‘negra’ del delito supera el 60 por ciento. La mayoría de los delitos no se denuncia y esto es alarmante. Esto habla de una desconfianza de la gente en el sistema judicial”.

Los nuevos juzgados tendrán una sola jurisdicción que será en todo el país, y sólo se dedicarán a investigar y desactivar las organizaciones delictivas complejas, no a los delitos comunes.

“Necesitamos resultados en el mediano plazo por eso elegimos diez jueces de instrucción para especializarse en causas sobre narcotráfico. Son magistrados con mucha experiencia y oficio en investigar muchos tipos de delitos”, destacó Casares.