El sistema judicial cordobés relevó diez femicidios en 2015

La Justicia cordobesa informó que el año pasado registró esa cantidad de casos en la provincia. Las víctimas tenían entre 21 y 40 años de edad. Los datos fueron recabados por el Tribunal Superior de Justicia provincial.

Una decena de cordobesas perdieron la vida por delitos motivados por su condición sexogenérica en todo 2015. Así surge de un relevamiento difundido por el Tribunal Superior de Justicia de Córdoba. El trabajo describe que los crímenes se dan mayormente en parejas, y siempre existe algún tipo de vínculo.

De hecho, seis de los diez femicidios fueron cometidos por parejas y los restantes por exparejas. La mayoría de las víctimas tenían entre 21 y 40 años. En tanto, el informe también recuerda que el año pasado hubo siete intentos de femicidio, donde seis de las mujeres agredidas tuvieron secuelas graves.

Dos de los diez casos ocurrieron en la capital provincial y el resto en diferentes localidades. En la misma proporción, la mayoría de los casos involucraron a mujeres que tenían hijos.

Siguiendo el ejemplo del informe de la Corte Suprema de Justicia de la Nación (CSJN), que a través de su Oficina de Violencia Doméstica (OVD) recopiló datos para 2015 en todo el país, los integrantes del máximo tribunal cordobés relevaron en el plano local los crímenes por “razones de género, ya sea que tuvieron lugar dentro de la familia, unidad doméstica o en cualquier otra relación interpersonal; en la comunidad, por parte de cualquier persona, o que sea perpetrada o tolerada por el Estado y sus agentes, por acción u omisión”.

Estos datos fueron recogidos en la provincia por el Centro de Estudios y Proyectos Judiciales (CEPJ), que depende del TSJ.

La confección de informes de este tipo resulta importante para abordar la temática de la violencia de género, ya que no existe un registro donde estén todos los datos unificados. Hay denuncias radicadas ante diferentes organismos, y los datos de la Justicia no siempre se cruzan con los de fuerzas uniformadas, como la policía, o entes autónomos con los ministerios públicos.

Los miembros del TSJ siguieron los lineamientos de la Corte Suprema para elaborar el informe, al considerar que los femicidios son “la muerte violenta de mujeres por razones de género, ya sea que tenga lugar dentro de la familia, unidad doméstica o en cualquier otra relación interpersonal; en la comunidad, por parte de cualquier persona, o que sea perpetrada o tolerada por el Estado y sus agentes, por acción u omisión”.