Celebración de la diversidad cultural en el penal de Ezeiza

Con realización de talleres de lectura, canto y comidas típicas, entre otros, las mujeres de la Unidad 31 del establecimiento carcelario celebraron la fecha que conmemora la llegada de los españoles a América. Hubo representantes de embajadas y consulados de otros países.

Comidas típicas, bailes, literatura de diferentes países y canciones cuyos orígenes se remontan a toda la extensión de América Latina: así celebraron el Día de la Diversidad Cultural las mujeres de la Unidad 31 del penal de Ezeiza, llamado “Nuestra Señora del Rosario de San Nicolás”. El encuentro se llevó a cabo el viernes pasado.

 

Además de las internas privadas de su libertad, participaron el cónsul de Italia, Gian Luca Guerriero; la ministra consejera de Asuntos Consulares de República Dominicana, Larissa Veloz; y la ministra de la Embajada de Paraguay, Ida González Paredes, quienes además afirmaron que quieren trabajar en conjunto con las presas de este establecimiento que depende del Servicio Penitenciario Federal (SPF).

Entre otras cosas, la idea de la iniciativa fue “fomentar la integración y el intercambio cultural” entre las mujeres extranjeras que están alojadas en esa unidad del complejo penitenciario. Las nacionalidades que conviven allí son diversas: gente de Paraguay, Brasil o Perú coexisten junto a sus pares argentinas.

La ministra González Paredes añadió al fin del encuentro que “el embajador de la República del Paraguay, Federico Alberto González Franco, me ha transmitido su  interés en promover este tipo de actividades que posibilitan la difusión de nuestra cultura y una mayor interlocución con las internas de nacionalidad paraguaya”.

Según el último informe del Sistema Nacional de Estadísticas sobre Ejecución de la Pena, elaborado por el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, de las 69.060 personas que componen nuestra población carcelaria, el 6% es de nacionalidad extranjera, es decir, cerca de 4.000 personas.