En 1810, el 7 de junio, sale a circulación el primer diario nacional con el objetivo de difundir actos de la emancipación. Mariano Moreno, impulsor y responsable, sentó las bases de una profesión al servicio del interés público, por lo que se lo recuerda mediante esa efeméride.

Mariano Moreno
Mariano Moreno

Abogado y periodista argentino, Mariano Moreno fue uno de los revolucionarios de mayo más fervientes y de mayor trascendencia, especialmente tras su declaración emancipatoria y posterior intento de constitución como estado-nación. En la vida civil, fue fundador de la Biblioteca Nacional que lleva su nombre y del primer diario, “La Gazeta de Buenos Ayres”, con el fin de difundir esos primeros actos de gobierno patrio.

Como político, se destacó por su autoría sobre el Plan de operaciones (o Plano que manifiesta el método de las operaciones que el nuevo gobierno Provisional de las Provincias Unidas del Río de la Plata debe poner en práctica hasta consolidar el grande sistema de la obra de nuestra libertad e independencia, tal su título original), un ensayo político en el que intenta trazar los lineamientos económicos propicios tras la decisión de abandonar el patrocinio real en 1810.

“Si el interés privado se prefiere al bien general, el noble sacudimiento de una nación es la fuente más fecunda de todos los excesos y del trastorno del orden social, porque la libertad de los pueblos no consiste en palabras ni debe consistir en palabras solamente. Si deseamos que los pueblos sean libres, observemos religiosamente el sagrado dogma de la igualdad”, escribió por aquellas fechas.

Raúl Scalabrini Ortiz, pensador y periodista como Moreno (en el prólogo de Política británica en el Río de la Plata, 1936) ponderó a su colega sobre otros hombres de su época: “En su Plan Revolucionario, Mariano Moreno -cuyo enfoque político no ha sido superado hasta hoy en el enfoque de los problemas argentinos- dilucida con extraordinaria clarividencia los modos propios de actuar de la perfidia al servicio de los intereses extranjeros, y arguye medidas extremas para sofocar en su origen rumores, calumnias, y torpezas que pueden relajar los ímpetus realizadores de una revolución”.

La Gazeta, parte de un legado

El 7 de junio de 1810 Mariano Moreno fundó la Gazeta de Buenos Ayres, primer periódico de la etapa independentista argentina. El Día del Periodista fue establecido 128 años después por el Primer Congreso Nacional de Periodistas celebrado en Córdoba, en recuerdo del primer medio de prensa con ideas patrióticas.

En aquel entonces, la Primera Junta decretó su fundación con el propósito de anunciar al público los actos oficiales y las noticias exteriores y locales, es decir que fue órgano de difusión de los actos de Gobierno. La comunicación con el pueblo era prácticamente directa: sólo se imprimían 200 ejemplares para los pocos que sabían leer, aunque las noticias se multiplicaban, de boca en boca y en voz alta, para la mayoría.

Mariano Moreno, Manuel Belgrano y Juan José Castelli fueron sus primeros redactores. Fue el primero de ellos quien escribió las razones de esa gesta: “¿Por qué se ha de ocultar a las Provincias sus medidas relativas a solidar (sic) su unión, bajo nuevo sistema? ¿Por qué se les ha de tener ignorantes de las noticias prósperas o adversas que manifiesten el sucesivo estado de la Península? Para el logro de tan justos deseos, ha resuelto la Junta que salga a la luz un nuevo periódico semanal, con el título de la Gazeta de Buenos-Ayres.”

En su tapa se leía la divisa “Rara felicidad de los tiempos, en que se puede decir lo que se siente y sentir lo que se quiere” (Mariano Moreno, ediciíon del 07 de Junio de 1810 de La Gaceta). La publicación vio su fin el 12 de septiembre de 1821, cuando Bernardino Rivadavia decidió sustituirla por el Registro Oficial, que luego se convertiría en el actual Boletín oficial.

Violaciones a la libertad de prensa

De acuerdo al Barómetro de violaciones de la libertad de prensa 2017, elaborado por la red Periodistas sin fronteras, en lo que va del año la cifra de periodistas asesinados llegó a 11 (la cifra asciende a 18 si se incluye a los siete “colaboradores de medios” -todos afganos- que son desagregados en la estadística por su vínculo particular con las empresas), mientras que también 3 internautas perdieron la vida por causa de su desempeño como comunicadores.

El trabajo internacional también releva que los informadores que se encuentran privados de su libertad en el mundo son 192, mientras que son 166 los internautas y 10 los colaboradores en idéntica situación.