El desafío de transparentar y agilizar todos los procesos

En Córdoba, la búsqueda de la digitalización es un punto más en la mejora de la gestión judicial. Ya empezaron con juzgados fiscales en la capital y planean llevar el expediente electrónico a toda la provincia a mediano plazo.

En el marco del Encuentro Federal de Calidad en la Gestión Judicial desarrollado el 22 y 23 de agosto en la sede del Ministerio de Justicia, Córdoba especificó las aristas abordadas desde el análisis y diagnóstico de la gestión tribunalicia y su impacto en la satisfacción interna y externa al servicio prestado, al tiempo que mostró cómo está llevando a cabo un proceso de despapelización gradual en algunos juzgados de la ciudad capital.

El encuentro fue organizado por el Programa de Gestión de Calidad de la Secretaría de Planificación Estratégica del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, a cargo de Mauricio Devoto. El Ministerio entregará un Premio Nacional a la Calidad Judicial. Por eso convocó a los juzgados de todo el país a participar. El galardón se entregará por primera vez en octubre del año próximo.

“La Justicia no tiene que olvidar su horizonte, no perder el punto de vista de la magna función de servir y brindar un servicio público que requiere transparencia y rendición de cuentas”, explicó Carolina Granja, quien es abogada y licenciada en comunicación, además de magister en Gestión y Esp. en Derecho Judicial, desarrollando su labor como Analista en Gestión Judicial del Tribunal Superior de Justicia de Córdoba.

-¿Cree que tiene que haber un cambio cultural del papel a lo digital?

-Los cambios culturales que hay que producir en la Justicia y en los demás organismos estatales son profundos. No solamente abarcan la despapelización sino aristas que tratan de enaltecer la gestión judicial. ¿Cómo hacemos para mejorarla? Ya no es suficiente con la idoneidad y la calidad jurisdiccional de conocimiento del derecho sino que hay que brindar un servicio eficiente de justicia.

-En su exposición usted hablaba, justamente, del servicio de justicia destacando el verbo “servir” como un concepto clave. ¿Cómo lo analiza respecto de la iniciativa de acercar la justicia a la ciudadanía?

-La Justicia no tiene que olvidar su horizonte, no perder el punto de vista de la magna función de servir y brindar un servicio público que requiere transparencia y rendición de cuentas al destinatario inmediato que es el abogado. Pero también analizamos su percepción sin olvidar que detrás del abogado hay un destinatario mediato, que es el justiciable. Detrás de él, el destinatario último y más importante que es el ciudadano. Hacia él debemos el compromiso esencial de la Justicia, que es servir.

“En Córdoba, la búsqueda de la Carolina Granjadigitalización es un punto más en la mejora de la gestión judicial. Ya empezaron con juzgados fiscales en la capital y planean llevar el expediente electrónico a toda la provincia a mediano plazo”.

La Magister en Gestión Política explicó que la digitalización se viene implementando en los tres juzgados Civiles especializados en materia Ejecutivo Fiscal de Córdoba Capital y su secretaría de gestión común desde el 1 de octubre del año pasado con excelentes resultados, habiendo previamente transcurrido por un período de prueba de 4 meses. Ante lo que destacó que “este salto cualitativo pudo darse fruto de un arduo trabajo del área de Informática, los jueces, funcionarios y empleados de aquellos juzgados donde el sistema fue implementado, entre los actores más relevantes”.

En las jornadas estuvo presente Claudia Smania, titular del Juzgado Ejecutivo Fiscal N°2, quien puntualizó los pasos dados hasta la definitiva instrumentación del expediente digital, así como las notorias ventajas producto de la despapelización. “El expediente digital constituye una valiosa herramienta que permite transparentar el sistema, brindando un seguimiento y control del trabajo interno, al tiempo que el abogado puede encontrar las distintas partes del procedimiento de manera digital. En los juzgados ejecutivos fiscales de la ciudad capital dimos el puntapié inicial.”

En ese orden, Granja afirmó que como política institucional del Poder Judicial de Córdoba se está trabajando sobre cuestiones puntuales de digitalización y modernización -como la firma digital, la orden de pago y la fianza electrónica- tendientes a ser replicadas en los demás organismos judiciales distribuidos en los diferentes espacios territoriales de la provincia. Resaltó el trabajo gradual para ir en camino a un expediente digital.

“Hoy, el abogado casi no va a los Carolina Granjatribunales ejecutivos fiscales de Capital porque pueden hacer  los trámites de manera remota. Proyectándolo a distintos fueros es un avance muy importante para todo el Poder Judicial y para los justiciables”, sintetizó la especialista en Derecho Judicial.

-¿Cómo vincula el Programa desarrollado desde el Ministerio con el trabajo judicial?

-Creo que es fundamental el marco que presenta el programa Justicia 2020 al asociar el concepto profundo de ser  ciudadano con mayúscula y empoderar a esa persona destinataria de los servicios públicos, en función de mejorar la calidad de cada uno de nosotros y movilizarnos a generar herramientas adecuadas para satisfacer abarcativamente las necesidades que resultan prioritarias. En nuestro caso, de la prestación del servicio de justicia con un único horizonte: el ciudadano.