Jacqueline Cichero, Directora de Cuervo Social

“Educación y deporte son un combo con un aporte interesante”

Jaquelina Cichero

“Descolgá los botines” es una iniciativa del club San Lorenzo en la que incentivan a los chicos y chicas de la Villa 1.11.14 a practicar diversas disciplinas de la institución. De este modo, sus organizadores buscan alejar a los jóvenes de las drogas.

“Creemos en un mundo mejor; creemos que el cambio es posible, y para eso la educación y el deporte son un combo explosivo y pueden hacer un aporte muy interesante para conseguirlo”, afirmó Jacquelina Cichero, directora de “Cuervo Social” y del Área de Jóvenes  y Adultos del Ministerio de Educación de la Ciudad de Buenos Aires. Fue ella una de las encargadas de ayudar a los pibes y pibas de la Villa 1.11.14 a “descolgar los botines”.

Jaquelina Cichero
Jaquelina Cichero

La iniciativa surge de una imagen común en muchos barrios de la ciudad: zapatillas colgando de un cable. Esta simbología significa, tristemente, que en esos alrededores se puede conseguir droga. Y la principal problemática de este barrio pasa por el consumo de pasta base, el elemento fundamental para fabricar el “paco”. Por eso, con “Descolgá los botines”, desde el club San Lorenzo de Almagro buscan, a través del deporte y el acompañamiento pedagógico, alejar a los jóvenes de ese flagelo.

Abriéndoles las puertas de disciplinas como fútbol, básquet, hockey, vóley, entre otros, desde la institución brindan un acompañamiento y entrenamiento con deportistas, profesores y directores técnicos de las primeras divisiones de todos estos deportes.

“Es un trabajo de hormiga, nosotros vamos a buscarlos y generamos dispositivos en el club, como el Programa Adolescencia y trabajamos con primera infancia porque trabajamos con los papás también. Y lo que permitimos es un ingreso al club para hacer algún deporte. Entonces nosotros tenemos que trabajar con lo que sabemos, que es eso”, explicó Cichero.

Jaquelina Cichero
Jaquelina Cichero

Para lanzar la iniciativa, en San Lorenzo se grabó un spot contando de qué se trataba y mostrando a los chicos mientras descolgaban los botines: “La idea del corto es mostrar un club de puertas abiertas para todos los pibes que se quieran sumar. Un espacio diferente que les permita un futuro diferente. Es una puerta que se abre para que ellos puedan pensar una forma de vida distinta. Mucho más inclusiva y que sea mejor”, consignó la funcionaria.

El acercamiento de los chicos se da de diversas formas: la difusión los impulsa a preguntar, pero, mayormente, el trabajo se da gracias a las recorridas por el barrio que llevan a cabo Jacquelina y su equipo de trabajo. “El botín simboliza un pibe menos en la calle”, relató Cichero.

Pero el deporte queda soslayado ante otro de los principales objetivos de la iniciativa, ya que además del entrenamiento hay una instancia de acompañamiento pedagógico. Al respecto, Jacquelina señaló que “queremos que se formen como sujetos de derecho. Que conozcan sus derechos. Y para eso es necesaria la educación”.