Declaró como imputado un ex espía de la vieja SIDE

Patricio Finnen, un ex agente de Inteligencia imputado, declaró en calidad de imputado ante el Tribunal Oral Federal 2, en el juicio por el encubrimiento del atentado a la AMIA. 

El exfuncionario de la entonces Secretaría de Inteligencia del Estado amplió durante todo el día su declaración indagatoria en una audiencia sin la presencia de público general. Esta modalidad de “audiencia secreta” se repite por orden de los jueces cada vez que declara un testigo o acusado que perteneció o pertenece a la ahora denominada Agencia Federal de Inteligencia. Además, el contenido de lo declarado no puede divulgarse.
Finnen es uno de los trece imputados de este juicio por encubrimiento y comparte el banquillo de los acusados con el entonces secretario de Inteligencia, Hugo Anzorreguy de quien, se cree, era su mano derecha.
Además, Patricio Finnen -alias Paddy o Patricio Fonseca- se desempeñaba como segundo de Alejandro Brousson (ya fallecido), cabeza de la “Sala Patria”, una de las fracciones de la SIDE que estuvo a cargo del caso AMIA.
Según se desprende de la investigación, Finnen y Brousson organizaron y llevaron a cabo el pago de 400.000 dólares de fondos reservados de la exSIDE, que por orden del entonces juez Juan José Galeano se le hizo a Carlos Telleldín, último tenedor conocido de la Trafic que habría explotado en la mutual judía, a cambio de modificar su declaración.
Por esa participación, Finnen llega a este juicio oral como partícipe necesario del delito de peculado.
Para esta semana también estaba previsto el testimonio de otro exagente de Inteligencia pero, según explicó el Tribunal, por temas administrativas, la AFI aun no envió la documentación que releva al testigo de la obligación de guardar secreto.
Para el próximo jueves, los jueces citaron a declarar como testigos a Raúl Galván, ex integrante de la Comisión Bicameral de Seguimiento del atentado y a Ana Sverdlik, ex empleada del juzgado de Galeano.