¿Cuáles son los derechos de los jóvenes cuando salen a divertirse?

Sobre esa temática girarán las charlas que el RENCAP dará a adolescentes que estén en los últimos años de secundario o en los primeros de la facultad. Se realizarán en colegios y en sedes comunales del conurbano.

La Dirección Nacional del Registro de Empresas y Trabajadores de Control de Admisión y Permanencia (RENCAP) realizará a partir del mes que viene charlas con adolescentes en diferentes distritos del conurbano, para brindarles orientación e  información sobre qué derechos tienen cuando salen a la noche y van a un boliche, un recital o un espectáculo público.

“El objetivo de los talleres es contarles a los jóvenes qué derechos tienen cuando van a un boliche o a un recital. Están orientados a chicos que estén en los últimos años del secundario o en los primeros de la facultad. Los daremos en los colegios o, en algunos casos, en las sedes comunales. En una primera etapa iremos, entre otros, a los municipios de La Plata, Vicente López, San Isidro, General Rodríguez, Tres de Febrero, José C. Paz y Malvinas Argentinas”, señaló Orlando Pulvirenti, director del RENCAP.

¿Cuáles son los derechos de los jóvenes cuando salen a divertirse? La Ley Nacional de Espectáculos públicos los protege: al capacitar de manera obligatoria al personal de control de admisión y permanencia (CAP) en espectáculos públicos, como así también de las empresas que los contratan. También colaborando con la prevención de actos de discriminación y/o violencia ejercidos por los guardias de seguridad.

“¿Cuáles son tus derechos cuando vas a bailar o aun recital? A recibir un trato igualitario y digno y a la protección de tu integridad física y moral. Ni otros  asistentes, ni los CAP u otra persona vinculada al boliche o recital puede agredirte o discriminarte, porque tenés derecho a divertirte”, dice uno de los volantes que les entregan a los chicos.

A los adolescentes también les enseñan los conceptos igualdad y no discriminación: “Igualdad no significa tratar a todos de la misma manera, significa tener el mismo trato para quienes se encuentran en idéntica situación. Discriminar es dar un trato diferente a una persona o grupo de personas”.

Y les explican que existen dos tipos de discriminación: la “razonable”, donde el trato no igualitario se basa en un criterio racional y acorde a derecho; y la “arbitraria”, donde el trato no igualitario se basa en criterios hostiles y que no son racionales ni razonables. Por ejemplo: discriminación por vestimenta, color de piel u orientación sexual. Este tipo de discriminación es contrariara a la Constitución y está prohibida por la Ley Antidiscriminatoria.

El derecho de admisión

El de admisión es el derecho que tiene el dueño de un boliche para no permitir el ingreso a alguien. No es un derecho absoluto, tiene límites dados por las “condiciones objetivas de admisión y permanencia”. ¿Cuándo pueden echar a un asistente a un espectáculo público? Cuando tenga actitudes violentas, provoque disturbios, haya consumido drogas ilegales o esté borracho, porte armar o pirotecnia, o no sea mayor de edad, entre otras. De todos modos, para la exclusión del lugar no se debe utilizar la violencia (física o psicológica).

Los dueños de los locales también tienen que cumplir con determinadas obligaciones. Entre otras, contratar a trabajadores habilitados; cumplir las condiciones de seguridad e higiene, sanitarias y de nivel de ruidos; contar con la cantidad mínima de controladores de acuerdo a la capacidad del boliche; contratar un seguro que cubra los posibles daños a concurrentes y terceros.

“Tratamos de formar una conciencia distinta en el personal de seguridad. La capacitación es importantísima. El tema central que trabajamos es en formarlos para que puedan disuadir antes del conflicto, y no después. Es un trabajo interdisciplinario”, señala Pulvirenti.

El personal de seguridad, además, debe: realizar la capacitación exigida, portar credencial de identificación, dar trato igualitario y digno a las personas, y cumplir con las condiciones objetivas de admisión y permanencia. Y tienen prohibido usar o portar armas de cualquier tipo, estar alcoholizados o bajo el efecto de drogas y desempeñarse sin la respectiva habilitación.

Dónde denunciar

El RENCAP depende de la Subsecretaría de Asuntos Registrales del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación. Es un registro denominado de segundo orden: su función es diseñar y operar una base de datos que almacena la información sobre la habilitación de trabajadores de seguridad y las empresas que los contratan. La misma es aportada por las jurisdicciones adheridas a la Ley Nacional N° 26.370, conformando una red federal de registros.

Esa ley regula el derecho de admisión en los eventos y espectáculos públicos, que ocurren en espacios privados destinados al uso público: bares, locales bailables, restaurantes y locales de espectáculos, entre otros. Además, el RENCAP facilita hacer denuncias por actos de discriminación, violencia o incumplimiento de las normativas en que incurran el personal de seguridad o las empresas.

Si un boliche o recital no cumplen con las pautas, o se quiere denunciar alguna agresión, se puede hacer vía web las 24 horas los 365 días del año en www.jus.gob.ar/rencap o llamando gratuitamente al 0800-222-0080, de lunes a viernes de 7 a 19.