Criterios unificados en todo el país para investigar el crimen

Junto a 23 fiscales de diferentes provincias, el Ministerio de Justicia validó un protocolo unificado para la investigación criminal. Fundamentalmente, sienta los criterios para la recolección y el tratamiento de las evidencias, algo que, en numerosos y conocidos casos, implicó graves problemas.

Contaminación, pequeños deslices, falta de cuidados higiénicos: muchos detalles son los que pueden adulterar la escena de un crimen o los rastros de cualquier otro tipo de delito. Y, en numerosas ocasiones, esta falta de criterios es la que genera que algunos casos no puedan ser resueltos, a pesar de los avances tecnológicos que existen en materia de investigación.

Este fue uno de los temas que se discutió en la última reunión del Consejo Federal de Justicia (COFEJUS), donde participaron fiscales, procuradores, defensores y funcionarios: cómo abordar la problemática que se presenta con el tratamiento de la evidencia. Por eso, y a instancias del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, 23 fiscales de diferentes provincias validaron un Protocolo Unificado en este sentido.

Este protocolo fue validado por el Consejo de Procuradores, Fiscales, Defensores y Asesores Generales de la República Argentina y el Consejo Federal de Política Criminal de los Ministerios Públicos de la República Argentina, ambos organismos que están ligados de lleno con el tema, ya que la recolección de pruebas y evidencias de la investigación criminal son buena parte de su trabajo.

Este acuerdo sobre los criterios de recolección, transporte y custodia de las evidencias que serán utilizadas más tarde en el proceso Penal, como su posterior tratamiento en términos científicos, no tiene precedentes en Argentina: si bien hay líneas de investigación que se copian entre provincias, no se había acordado nunca un protocolo de alcance nacional.

El subsecretario de Política Criminal de la Nación, Juan José Benítez, señaló que un protocolo de este tipo “es una deuda histórica que se tenía con la investigación criminal”. Al mismo tiempo, el ministro de Justicia, Germán Garavano, reafirmó el compromiso para reforzar los laboratorios regionales de investigación forense, una herramienta indispensable en este sentido.

Este acuerdo también contempla el aporte de 50 millones de pesos de parte del Ministerio de Justicia para la incorporación de nuevas tecnologías, equipos y software para impulsar la investigación criminal y modernizar los métodos. De esta forma, al mismo tiempo, se podrá facilitar el esclarecimiento de los delitos investigados.

Desde la cartera dirigida por Garavano, además, se desarrolló una aplicación para teléfonos móviles que permite acceder a la información sobre los laboratorios de investigación forense, sus capacidades y la forma en que procesan la evidencia.