Corrientes avanza en la digitalización de la Justicia

La Dirección de Informática del Poder Judicial correntino está terminando de poner a punto el sistema y los trámites para implementar la firma digital y el expediente electrónico.

Sin que sea una tarea obligatoria pero con la sanción, en 2011, de la Ley de Expediente Digital, el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la nación empezó a brindar asesoría técnica e impulso a la digitalización de trámites judiciales y de la administración de Justicia en general.

“Despapelizar” poderes judiciales, ministerios públicos fiscales y de la defensa y otros órganos es una de las tareas que se planteó desde el programa Justicia 2020, dependiente del Ministerio de Justicia. En este sentido, el Poder Judicial de Corrientes está dando los últimos pasos de cara a iniciar el uso de la firma digital, en el marco del Proyecto de Implementación del Expediente Electrónico.

En este caso, también interviene el Ministerio de Modernización de la nación, desde donde se planteó la necesidad de actualizar la gestión pública y terminar de digitalizar los trámites que aún no cuentan con esta característica. Desde Corrientes, se llevó a cabo la inscripción ante el registro que lleva adelante esta cartera para poder poner en funcionamiento la firma digital.

Este trámite no es menor: la Justicia correntina debe constituirse como una Autoridad de Registro (AR). Esto implica que las firmas de abogados que se registren estarán autorizadas por el Poder Judicial provincial, de modo que deberá responder ante los problemas que surjan en este sentido, como falsificaciones o robos de identidad. De cualquier forma, la firma digital es un sistema desarrollado para evitar estas situaciones.

Desde el Superior Tribunal de Justicia correntino señalaron que la implementación de la firma digital será paulatina y se llevará a cabo durante todo este año. Primero será utilizada para los procesos administrativos internos, y luego se pondrá a disposición para los trámites judiciales y administrativos de un proceso.

En tanto, los integrantes de la Dirección de Informática del Poder Judicial de Corrientes, el órgano que pondrá en funcionamiento el nuevo sistema, señalaron para 2017 el objetivo es “comenzar con la implementación de la herramienta imprescindible para que el proceso de despapelización tenga plena validez jurídica, esto es, la firma digital”.

Desde el máximo tribunal provincial consignaron también que la idea de digitalizar todos los trámites y los expedientes judiciales va de la mano con la idea de transparencia y publicidad de los procesos. Además, la tecnología permitirá que los trámites que solían requerir la presencia física puedan ser resueltos en formato electrónico, acortando los plazos de juicios y procesos en general.