Consulta previa para elaborar la ley de salud mapuche

Basado en el desarrollo del primer centro de salud intercultural del país, el 14 de diciembre la Legislatura de Neuquén aprobó por unanimidad un mecanismo de consulta previo a las comunidades indígenas con el objetivo de elaborar la denominada Ley de Salud Mapuche.

La ley sancionada establece que hay que instrumentar, a través del Poder Ejecutivo provincial, un proceso de consulta a las comunidades mapuches “en los términos del artículo 6º del Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT)” para poder redactar una ley que “regule el reconocimiento y el apoyo estatal a la salud mapuche-mapuce”.

El proyecto fue elaborado a pedido de los lonkos (autoridades máximas de las distintas comunidades mapuches) y en concreto intenta cumplir con el derecho a la consulta previa, libre e informada a las comunidades indígenas en temas que los afecten. Para ello el gobierno provincial tendrá 360 días.

El pedido de los lonkos se sumó a la actual experiencia que desde hace algunos años se elabora en la creación del primer centro de salud intercultural que se está terminando de construir en el paraje Ruca Choroi, en cercanías de la localidad neuquina de Aluminé.

La iniciativa legislativa fue impulsada por el diputado provincial de Nuevo Encuentro, Eduardo Fuentes quien luego de ser aprobada la ley explicó que “el 80% de los fármacos están hechos sobre la base de plantas medicinales; plantas que las comunidades manejan y conocen desde siempre”.

Y agregó: “Mi valoración a la medicina mapuche está en la confianza, en el vínculo, en el afecto que genera la relación entre el o la curadora y su paciente. Cosa que la medicina tradicional viene perdiendo, entregándose a los beneficios del mercado”.

Rangiñ Kien

Con 522 metros cuadrados y con forma de media luna se levanta en Ruca Choroi, Neuquén, “Rangiñ Kien”, el que será el primer centro de salud intercultural del país. Tiene un lugar para hacer fogones, para los componedores de huesos, los yerbateros y para el desenvolvimiento ceremonial de la principal figura curativa mapuche, la machi.

En pleno territorio de la comunicada Huenguihuel, el centro es producto del trabajo intercultural entre las comunidades mapuches Aigo y Huenguihuel, el equipo técnico del área de salud provincial y el equipo de salud rural del hospital Aluminé.

Aunque aún no hay una fecha exacta en la que se producirá la apertura del establecimiento, ya comenzó el trabajo para delinear cómo funcionará el centro y para ello hay reuniones periódicas, gestiones y acciones.