Día del periodista

Se celebra el día de los trabajadores de prensa

A través de los medios, los periodistas comunican la información que es de interés público. ¿Qué sucedió el 7 de junio de 1810?

La función social del periodismo es la de comunicar, divulgar información de interés e investigar de forma seria y comprometida. Cada día, su labor pasa por buscar fuentes de información, recorrer sitios en donde ocurren hechos de impacto social y darlos a conocer. ¿Por qué dedicar un día para agasajarlos? Para recordar el rol que cumplen en la sociedad y promover la defensa de la libre expresión, uno de los insumos básicos en esta tarea.

Se trata de un trabajo que está fuertemente vinculado con la comunidad en la que se insertan: tanto los periodistas que son empleados por empresas de comunicación de alcance nacional –ya sea en formato audiovisual, gráfico o digital- como los que lo hacen de manera autogestiva en parajes escasamente poblados o ciudades de mediana densidad habitacional tienen por norte compartir datos actualizados que sean útiles para quienes los ven, escuchan o leen. Así se viene haciendo desde antes de la primera gesta patriótica.

Una historia de la noticia

El 7 de junio de 1810, tan solo dos semanas después de la Revolución de Mayo, Mariano Moreno fundó el primer diario del país, La Gazeta de Buenos Ayres, y dio comienzo a la historia del periodismo nacional. Por eso, el Primer Congreso Nacional de Periodistas celebrado en Córdoba, hace exactamente 80 años (1938) estableció que el 7 de junio sea el Día del Periodista en Argentina.

Desde la imprenta de tipos móviles, con la que se imprimió el primer periódico patrio, hasta las noticias en vivo vía redes sociales, han pasado más de doscientos años. Las formas cambiaron pero el objetivo de la tarea periodística sigue siendo el mismo: dar a conocer.

“¿Por qué se han de ocultar a las Provincias sus medidas relativas a solidar su unión, bajo nuevo sistema? ¿Por qué se les ha de tener ignorantes de las noticias prósperas o adversas que manifiesten el sucesivo estado de la Península?… Para el logro de tan justos deseos ha resuelto la Junta que salga a la luz un nuevo periódico semanal, con el título de la Gazeta de Buenos Ayres”. Es explicación de Mariano Moreno, redactor del periódico -junto con Manuel Belgrano y Juan José Castelli- podría darse también en el siglo XXI.

El Congreso de Periodistas de Córdoba, que el 25 de mayo de 1938 instituyó la fecha de celebración del Día del Periodista, fue una reunión con periodistas de todo el país, y en la que también se sentaron las bases de lo que fue el Estatuto del Periodista Profesional (Ley 12.908, del año 1947), sancionado por el Congreso de la Nación en debate que contó, entre otros, con Arturo Frondizi y Oscar Albrieu.

Argentina: pionero en libertad de prensa en Sudamérica

La Gazeta de Buenos Ayres no solo fue el primer diario argentino sino que también fue el que inauguró la libertad de prensa en Sudamérica. La Real Imprenta de los Niños Expósitos, de donde salieron los primeros ejemplares del periodismo argentino, había sido fundada por pedido del Virrey Vértiz en 1780, y se concretó tras un proceso de casi un año, que fue lo que se tardó en tasar y confirmar el estado de la imprenta del Colegio Monserrat, de Córdoba, la primera en ingresar al Virreinato del Río de la Plata (1764), traída por los jesuitas. Se trataba de un ejemplar muy similar al original, creado por Gutenberg en 1440.

Antes de la Gazeta de Buenos Ayres, de la misma imprenta salieron periódicos como El Telégrafo Mercantil, Rural, Político y Económico e Historiográfico del Río de La Plata (dirigido por el Coronel Francisco Antonio Cabello, en 1801), el Semanario de Agricultura, Industria y Comercio, de Juan Hipólito Vieytes (1802), La Gazeta de Gobierno, del virrey Cisneros (1809) y el Correo de Comercio, de Manuel Belgrano (desde el 3 de marzo de 1810 al 5 de abril de 1811).

A 208 años de lo que fue el inicio del periodismo argentino, con algunos pocas pero destacadas plumas, sus representantes se han multiplicado y diversificado por las ramas no solo del periodismo gráfico, sino también radiofónico, televisivo y por internet, pero con el mismo objetivo que revelaba la Gazeta de Buenos Ayres: dar a conocer. Esa sigue siendo la gran tarea del periodismo.