Elba Negrete y Fernando Barrios, miembros de FuPeA

“Estamos en todos los lugares en donde nos necesiten”

La Fundación Pediátrica Argentina brinda ayuda extra hospitalaria a niños y adolescentes en condiciones de vulnerabilidad social. 

Son dos integrantes de un amplio grupo de gente solidaria, pero buscan ser muchos más. Elba Negrete y Fernando Barrios forman parte de la comisión directiva de la Fundación Pediátrica Argentina (FuPeA), y son los impulsores visibles de la consigna “Cualquiera puede salvar una vida”, que forma parte del proyecto “Casquitos solidarios”,  una propuesta tendiente a expandir a lo largo y ancho de todo el país la red de ayuda extra hospitalaria para niños y adolescentes que se encuentran en situación de alta vulnerabilidad social.

Para poder ampliar su radio de acción, la Fundación se ha lanzado simultáneamente a la búsqueda de nuevos voluntarios que quieran poner su tiempo y su buena voluntad al servicio de quienes más lo necesitan.

Como lo indica la consigna, cualquier persona –no es imprescindible ser médico o enfermero o trabajar específicamente en el área de la salud- que quiera hacerlo puede integrarse al proyecto que impulsa la Fundación.

FuPeA asiste a chicos de todo el país que estén en situación de riesgo: ya sea que vivan en condiciones de peligro sanitario –con desnutrición, infecciones, epidemias- o aquellos que temporariamente se hayan visto afectados por una catástrofe natural.

Cualquiera puede salvar una vida

Creada en 2013, FuPeA ya intervino en distintos operativos donde llevó su impronta. “Hemos estado en Entre Ríos, durante las inundaciones, llevando asistencia. Estamos en todos los lugares en donde nos necesiten”, explica Barrios, que es coordinador de Casquitos Solidarios.

Y agrega: “En distintas ocasiones hemos actuado al amparo del Ministerio de Salud de la Nación, pero también hemos realizado operativos costeando los gastos la propia fundación, porque una de nuestras características es actuar en aquellos lugares donde el sistema de salud se encuentre rebasado por la demanda”.

“En las poblaciones donde acudimos hay un gran desconocimiento en relación a los problemas de salud y la prevención, y una de las tareas que llevamos adelante con Casquitos es la de capacitar a aquellos adultos que tienen a su cuidado a menores, en comedores y clubes, por ejemplo,  y que carecen de una preparación para actuar en emergencias. Ponemos el énfasis en el hecho de que cualquiera, con la debida preparación, puede salvar una vida”, afirma Barrios. La Fundación da charlas sobre RCP y primeros auxilios en escuelas y distintas instituciones sociales.

“Tener voluntad, contar con alguna disponibilidad horaria y estar dispuesto a capacitarse para poder brindar una atención médica de primeros auxilios”: esas son las condiciones que se le exigen a quienes quieran empezar a formar parte del voluntariado, explica Elba. En la actualidad está integrado por 30 personas.

Barrios y Negrete no son precisamente unos improvisados, ya que vienen poniendo, desde hace décadas, su tiempo (y el cuerpo) al servicio de los demás: hace más de treinta años que Elba trabaja en el Hospital Garrahan, mientras que Barrios se desempeña allí desde hace 25 años.

Llegar donde nadie llega

Ambos coinciden, además de en el compromiso solidario, en que con el programa Casquitos quieren “llegar a los lugares donde nadie llega, estar presentes y acudir a todos los sitios donde sea necesaria nuestra ayuda”.

En situaciones de catástrofe, por ejemplo, la Fundación impulsa colectas de víveres y elementos de primera necesidad para los afectados, o también se traslada hasta la zona para proveer algún tipo de asistencia médica primaria.

Barrios afirma que “los niños y adolescentes en situación de vulnerabilidad son una deuda pendiente mayoritaria del sistema de salud público, por lo que de esa inquietud es que surgió nuestra movilización para colaborar desde nuestro saber profesional, excediendo lo meramente formal de la labor que nos toca a diario en el hospital”.

Quienes estén interesados en capacitarse para ser voluntarios pueden informarse en Belgrano 1217, tercer piso oficina 38. O contactarse con la Fundación a través del mail info@fupea.org.ar o el teléfono 4382-0668.