Nuevo homenaje a dos décadas de la Constitución porteña

A comienzos de mes se cumplieron 20 años desde la sanción de la Constitución de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Varios fueron los actos homenajes que se hicieron durante estas semanas. Este martes el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) porteño realizó uno en el que participó el ministro de Justicia de la Nación, su par local, diputados y exconstituyentes de aquella madrugada de 1996.

 Luis Lozano, actual presidente del tribunal porteño, hizo las veces de anfitrión y moderó el homenaje presentando a cada uno de los protagonistas que asistieron. “Ahora que tengo veinte años”, bromeó el magistrado recordando una canción de Joan Manuel Serrat y luego dijo: “Pensemos en los muchos años del futuro”, en referencia al homenaje de la Constitución porteña.
 
Bajo el lema “20 años de la Constitución de la Ciudad, una mirada al futuro”, la actividad puso el foco en reiterar el reclamo sobre la transferencia de las competencias que aún están bajo jurisdicción nacional. La sala de audiencias de la planta baja del TSJ fue el marco para que se expresen los disertantes.
Uno de los invitados fue el ministro de Justicia de la Nación, Germán Garavano, quien recordó su paso por el Poder Judicial porteño en donde entre otras cosas fue Fiscal General, y destacó que “estamos en un momento de avanzar con las transferencias de la justicia ordinaria a la Justicia de la ciudad”
 
El ministro bregó porque se “cuente con una justicia más plena” con la transferencia y explicó que “la ciudad supo construir un sistema que funciona y que brinda una respuesta mejor que la justicia nacional” y “tiene un tribunal superior de lujo que brinda respuestas superadoras”.
 
El exembajador en Estados Unidos, Jorge  Argüello, fue uno de los constituyentes que logró consensuar la Constitución de la Ciudad. “Estamos en un punto de partida y de llegada”, dijo, y recordó que “aquel proceso fue vivido sin que mediara un reclamo popular”. Sin embargo, destacó que “esta es una Constitución de consensos”.
 
María Rosa Muiños, Legisladora de la Ciudad también participo de la jornada y enfatizó que “estamos en el momento político adecuado para generar mejores políticas de Estado con la problemática de los jóvenes en conflicto con la ley”, al tiempo que también pidió por el traspaso a la ciudad de organismos como la Inspección General de Justicia (IGJ) y el Registro de la propiedad del inmueble.
 
El encargado de cerrar el homenaje fue el ministro de Justicia de la Ciudad, Martin Ocampo, quien realizó un recorrido sobre su participación desde que fuera asesor durante los debates de la constitución, su rol como fiscal general porteño y ahora como ministro de justicia. También se refirió al proceso de traspaso de la justicia ordinaria a la justicia de la ciudad recordando que esa justicia ordinaria “es la de los conflictos de los vecinos de la ciudad”.
 
La asamblea constituyente comenzó a trabajar en julio de 1996. Dividida en cuatro bloques: Frepaso, Unión Cívica Radical, Partido Justicialista y Nueva Dirigencia, y tras dos meses y medio de debate en la Biblioteca Nacional, en la madrugada del 1 de octubre dio a luz una nueva constitución.