Consenso mundial sobre problemáticas de drogas

Finalizó la sesión especial de la Asamblea de Naciones Unidas sobre drogas (UNGASS) con un documento aprobado por los 193 países miembros, en el que destaca el enfoque en la salud pública y el respeto de los derechos humanos.

Las directivas incluidas en ese texto de consenso, se habían establecido tiempo antes de la cumbre y se agruparon en el documento que comienza a ser distribuido desde ahora.

Argentina participó del encuentro que no se realizaba desde 1998 con una nutrida delegación de los poderes Ejecutivo y Legislativo.

Justamente, en representación del Ministerio de Justicia asistió el subsecretario de Relaciones con el Poder Judicial y Asuntos Penitenciarios, Juan Bautista Mahiques, quien ayer, además de concurrir a las actividades centrales del plenario, mantuvo un encuentro con Angela Crowdy, secretaria ejecutiva adjunta de la Comisión Interamericana para el Control del Abuso de Drogas de la OEA (CICAD) para abordar la temática de tratamiento, rehabilitación e integración social de los infractores de la ley penal dependientes de drogas, como medida alternativa a su prosecución penal o privación de libertad.

Mahiques fue acompañado del titular de Sedronar, Roberto Moro, y al término de la reunión contó que se habló sobre “medidas alternativas a la pena. Asimismo, -dijo- les expliqué nuestro sistema de vigilancia electrónica a través de los brazaletes que con tecnología de radiofrecuencia permiten establecer con precisión si una persona sale del perímetro prefijado”.

En referencia a otros temas puntuales abordados, aseguró que “desde la CICAD se mostraron muy entusiasmados en trabajar con la Argentina, sobre todo con el tema de los Tribunales de Tratamientos de Drogas (TTD)”. En ese sentido, anticipó que “se coordinó para la semana que viene una videoconferencia con Salta, donde actualmente están funcionando, para empezar a implementarlos como prueba piloto en otras provincias”.

El proyecto de TTD es una opción al encarcelamiento para infractores dependientes de drogas que involucra la rehabilitación bajo supervisión judicial y que la CICAD ya implementó en Chile, Canadá y Estados Unidos y se desarrolla como prueba piloto en Salta.

Juan Mahiques, subsecretario de Relaciones con el Poder Judicial y Asuntos Penitenciarios del Ministerio de Justicia
Juan Mahiques, subsecretario de Relaciones con el Poder Judicial y Asuntos Penitenciarios del Ministerio de Justicia

Por otra parte, el subsecretario se reunió también con Matteo Pasquali, representante adjunto de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) para abordar temas relativos a prevención y tratamiento de la dependencia a las drogas desde un abordaje multidisciplinario y la particular situación de grupos vulnerables entre ellos, mujeres privadas de libertad por delitos relacionados con la distribución y suministro de drogas.

“Es necesario convocar a todos los sectores para debatir desde un enfoque integral la problemática de las drogas y así formular y desarrollar políticas que nos permitan reducir la demanda a través de la prevención y la asistencia y continuar la lucha contra la delincuencia organizada transnacional”, aseguró.

Finalmente, en la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de las Naciones Unidas se intercambiaron iniciativas con Charles Radcliffe y otros funcionarios, relativas a una reforma integral del servicio penitenciario federal que contemple la perspectiva de derechos humanos. “Estamos muy conformes porque todos los objetivos que nos fijamos para el sistema penitenciario se enmarcan en las recomendaciones de este organismo a los estados para trabajar en conformidad con las reglas Mandela y Bangkok”, afirmó.