La Agencia Nacional de Materiales Controlados (ANMaC) lanza anualmente una serie de recomendaciones para facilitar el uso responsable de los artefactos de pirotecnia y garantizar unas festividades sin accidentes evitables ¿Cuáles son estos consejos?

Las fiestas de fin de año son el momento propicio para la celebración y algunas personas encuentran placer en el uso de productos de pirotecnia para sumar a ese clima. Si se van a utilizar fuegos artificiales, todas las precauciones son pocas. Por ello, la Agencia Nacional de Materiales Controlados (ANMaC) lanza cada año una serie de recomendaciones sobre su uso responsable.

Entre esos consejos, se destaca priorizar la compra sólo de material autorizado por la Agencia.

Cuando se la enciende, es menester manipular la pirotecnia en lugares abiertos, en los que se esté lejos de personas y bienes. Deben estar apoyados en el suelo sobre una superficie plana y lisa, y nunca debe prenderse la mecha teniendo el artificio en la mano.

Los menores de 16 años pueden utilizarlos siempre y cuando se encuentren bajo la supervisión de un adulto. Es importante no guardarlos en los bolsillos ni encenderlos en el interior de envases de vidrio o metal. Por otra parte, hay que recordar no apuntarlos hacia otras personas, animales, árboles o bienes.

Si el producto no explota, es imprescindible no tocarlo aun cuando la mecha transmita la impresión de estar apagada. En ese caso, debe derramarse abundante agua sobre el artificio, y mantenerse alejado de él.

En su condición de agente de control de este tipo de productos característicos de la Navidad y el Año Nuevo, la ANMaC remarca que está terminantemente prohibido:

  • Vender fuegos artificiales que no estén debidamente registrados.
  • Fumar en sectores de venta o almacenamiento de pirotecnia.
  • Vender pirotecnia a menores de 16 años.
  • Almacenarla cerca de materiales inflamables, fósforos, encendedores, estufas y calentadores.

Para detectar si el artefacto es legal o no hay que tener en cuenta lo siguiente: en la etiqueta, debe leerse la leyenda “Autorizado por ANMaC”. Asimismo, debe constar la denominación del fuego artificial, su número de registro, datos del fabricante o importador y las instrucciones de uso.