Comienza el Consejo Consultivo de los Pueblos Indígenas

El 14 y 15 de julio se realizará la primera reunión del Consejo Consultivo y Participativo de los Pueblos Indígenas de la República Argentina con la participación de miembros de comunidades y pueblos indígenas y de la Mesa de Trabajo y Diálogo Político de los Pueblos Indígenas.

Los diversos representantes de los pueblos originarios fijarán los lineamientos y el modo de funcionamiento del organismo creado a mediados de mayo pasado.

El Consejo fue creado a partir del decreto 672/2016 y entre sus objetivos figura el de proponer un proyecto de reglamentación del derecho de consulta previa, libre e informada, de los pueblos indígenas, establecido en el convenio 169 de la OIT, e impulsar el relevamiento y ordenamiento del territorio para “la efectiva posesión de las tierras por las comunidades”.

Desde la Secretaría de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural de la Nación explicaron que “lejos de ser una decisión política unilateral, este Consejo es el resultado de una extensa mesa de diálogo, en la que los pueblos han solicitado este instrumento para canalizar sus problemáticas y advertir al Estado cuando tome medidas que los afecten particularmente”.

Asimismo sostuvieron que “la construcción de derechos es una función que no se resume a la tarea de un gobierno determinado, sino que se corresponde con un trabajo colectivo, con la participación de todos los actores sociales que fortalezcan las instituciones, a través de más y mejores ideas”.

El organismo será coordinado por la Secretaría de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural de la Nación, en la órbita del Ministerio de Justicia, pero serán las propias comunidades las que deben dictar su propio reglamento y modo de funcionamiento.

Desde el organismo nacional explicaron que esta instancia que comienza “no es un hecho aislado” puesto que “se enmarca en otras decisiones como el traspaso del Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (INAI) al ámbito de la Secretaría de Derechos Humanos”.

Entre las funciones del Consejo Consultivo y Participativo están las de impulsar una reforma de la Ley sobre Política Indígena y apoyo a las Comunidades Aborígenes (N° 23.032) que proponga una reglamentación al derecho a la consulta previa, libre e informada que se establece en el convenio 169 de la Organización Mundial del Trabajo (OIT) sobre pueblos indígenas y tribales.

Además deberá proponer “un proyecto de reglamentación de la propiedad comunitaria indígena”; “fortalecer la identidad sociocultural y el autogobierno” e “impulsar el relevamiento y ordenamiento del territorio para la efectiva posesión de las tierras por las comunidades”.

Por último deberá “impulsar, proponer al Estado Nacional participando: en el proceso de toma de decisión para la implementación de los programas, planes y proyectos para la Población Indígena, de educación, salud, género, juventud, protección de niños y niñas, tercera edad, ancianos, discapacidad y asistencia a víctimas”.