A 37 años de la inspección de la CIDH que marcó la lucha por los Derechos Humanos en plena represión, el Sitio de Memoria Ex ESMA abrió las puertas a su Museo para recorrerlo y debatir junto a personalidades destacadas.

El último sábado, como cada mes, se realizó en el Museo Sitio de Memoria Ex ESMA La Visita de las Cinco, un recorrido que coincide con la última visita guiada del día y es acompañada por invitados especiales e inspirada en el aniversario de la visita de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), el 6 de septiembre de 1979.

Esta oportunidad, los visitantes ilustres fueron el periodista y presidente del CELS, Horacio Verbitsky, el secretario de Derechos Humanos de la Provincia de Buenos Aires, Santiago Cantón, y el director del Buenos Aires Herald, Sebastián Lacunza, que ofició de cronista dedicado a registrar la jornada. Junto a ellos, se sumaron los tres sobrevivientes Alfredo ‘Mantecol’ Ayala, Alejandro Clara y Luis Gómez.

Foto: Sitio de Memoria ESMA
Verbitsky, Cantón y Naftal
Verbitsky, Cantón y Naftal

Acompañaron la actividad el secretario de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural de la Nación, Claudio Avruj, el presidente del Archivo Nacional de la Memoria (ANM), Gustavo Peters, y el director del ANM, Sergio Kutchevasky. Presentó la Visita la directora del Museo de Sitio, Alejandra Naftal.

Durante todo el recorrido, Verbitsky y Cantón aportaron documentación y datos propios sobre aquel periodo. “Traje para mostrarles un facsímil, que en ese momento entregábamos y pedíamos que se hicieran copias, que es de octubre del ‘76 y requiere una aclaración: se titula ‘ESMA – Historia de la Guerra Sucia en Argentina’, y es la denuncia que se hacía de los métodos militares”.

Y aclaró: “Por primera vez, ahí aparecen los nombres de algunos de los represores, entre ellos Jorge (El Tigre) Acosta, ahora detenido y condenado, de (Antonio) Pernías y algunos otros, a raíz de informaciones que obteníamos dificultosamente”, relató Verbitsky luego del video introductorio en la Sala Contexto Histórico.

Cantón mostró los libros de entrada de la CIDH: “A partir del año ‘77, todo decía Argentina. La Comisión recibió aproximadamente 5 mil denuncias, solamente de Argentina. Cuando uno va al ‘73, ve a Chile y en los ‘80, a Centroamérica”, relató. “Las dos terceras partes de los países de la OEA eran dictaduras, de ahí que es bastante impresionante ver cómo la CIDH, inclusive en ese contexto, decidió hacer la visita a la Argentina. He estado 15 años en la OEA y les puedo asegurar que los Estados están todos los días tratando de evitar que la CIDH haga algo”, enfatizó.

La Visita continuó en el hall central, donde se pueden ver aún hoy los cambios que la Armada hizo en el edificio, ante la visita de la Comisión: la anulación de un ascensor y una escalera, y el traslado de todos los detenidos a una casa en el delta del Paraná, que pertenecía a la Iglesia Católica. “Nos enteramos dos meses antes, porque nos llevaron a acondicionar el lugar como mano de obra esclava”, relató al respecto, ‘Mantecol’.

“Nos enteramos dos meses antes, porque nos llevaron a acondicionar el lugar como mano de obra esclava”, relató al respecto, ‘Mantecol’

Luego, las más de 200 personas que asistieron a la actividad recorrieron el tercer piso: Capucha, Capuchita, Embarazadas, Pañol y Pecera. Todos volvieron a encontrarse en el Sótano, en la escalera previa a Traslados, donde Verbitsky contó sus encuentros con el represor Adolfo Scilingo, hoy preso en España: “A partir de ahí fue un salto muy importante

en la conciencia del conjunto de la sociedad sobre lo sucedido. Porque hasta ese momento había dos versiones de los hechos, una era la de las víctimas, la de los sobrevivientes, la de los jueces, la de la CONADEP, la de algunos sectores reducidos de la sociedad. Y la otra era la de los militares, que manejaban un doble discurso que, por un lado, negaba que cometieron los crímenes y, por el otro, decían ‘estuvo muy bien hacerlo. Era necesario’”.

La salida finalizó en el Salón Dorado, con una proyección sobre los condenados en la Megacausa ESMA. Cantón, quien fue secretario ejecutivo de la CIDH entre 2001 y 2012, leyó la carta de una madre que acercó su denuncia a la CIDH. Después reflexionó: “No solo tuvimos el Juicio a las Juntas en el 85, con el gobierno de Alfonsín (…) sino que luego se inició el proceso bajo el gobierno del presidente (Néstor) Kirchner que llevó a todos los juicios que existen hoy”.

Foto: Sitio de Memoria ESMA
El cierre fue en el Salón Dorado
El cierre fue en el Salón Dorado

Verbitsky cerró agradeciendo la mención y señalando que “cuando él asumió la presidencia (en 2003) había casi un centenar de militares presos, por la obra de la sociedad civil”. “La conciencia del Nunca Más está hoy instalada incluso en las Fuerzas Armadas. Esto es también un triunfo del pueblo argentino”, concluyó.