Se abren cinco concursos para nuevos cargos de jueces

El Consejo de la Magistratura de la Nación abrió la convocatoria a cinco concursos públicos para cargos de juez en el Poder Judicial. Se trata de cargos para juzgados federales, tribunales orales y juzgados de menores de distintas provincias.

Las inscripciones comenzarán el próximo 13 de junio y se desarrollaran hasta el 17 del mismo mes, mientras que los exámenes escritos serán entre agosto y septiembre.

Son cinco concursos, los números 283, 284, 285, 313 y 327 que serán llevados adelante por la Comisión de Selección de Magistrados y Escuela Judicial del Consejo.

El primero de ellos, el 283, intentará cubrir un cargo como juez de la Cámara Federal de Apelaciones de Resistencia, Provincia del Chaco. Aquí el consejo fijó para el 26 de agosto próximo la prueba de oposición.

De los concursos que se abrieron, tres están destinados a cubrir cargos en Tribunales Orales en lo Criminal Federal: El 284, cuyo examen escrito está pautado para el 19 de agosto, cubrirá dos vacantes en el TOF de La Rioja; el 313, en cambio, integrará un tribunal aún no habilitado, el TOF N° 3 de Córdoba. Aquí la fecha del examen es el 9 de septiembre.

Otro de los concursos convocados para cubrir vacantes en Tribunales Orales Federales del país es el 327, destinado a cubrir un cargo para el TOF de General Roca, provincia de Rio Negro. La comisión de Selección fijó la fecha del examen aquí para el próximo 11 de agosto.

Otra prueba de oposición que se realizará el 19 de agosto es la del concurso 285 destinado a cubrir dos cargos como juez en los Juzgados Nacionales de Primera Instancia de Menores números 1 y 5 de la Capital Federal. La inscripción a todos los concursos por parte de los candidatos es on line y el listado oficial de inscriptos se conocerá a los 5 días hábiles de haberse culminado la inscripción.

Los concursos para juez se realizan bajo la órbita de la Comisión de Selección del Consejo, hoy presidida por el juez Luis Cabral, y posee un primer periodo que consta del examen escrito y el examen oral. Luego vendrán las entrevistas personales y los psicotécnicos correspondientes para que se realice un “orden de mérito”.

Una vez confeccionado esto la comisión de Selección elabora una tentativa de terna, es decir los candidatos que entre los que luego se define el acceso al cargo, y se aprueba en la comisión. Una vez aprobado, el dictamen resultante pasa al plenario del Consejo que debe aprobarlo por mayoría especial.

Recién ahí la terna pasa al Poder Ejecutivo que es el que debe elegir al candidato, de entre la terna enviada, que considere más apto para el cargo y allí enviar el pliego al Senado de la Nación para que sea tratado por el órgano legislativo. Si el Senado aprueba el pliego este vuelve al Ejecutivo que debe publicar el decreto de designación del candidato y convertirlo oficialmente en juez.