Comisión legislativa conformará el Comité contra la Tortura

La Comisión Bicameral de Defensoría del Pueblo avanzará en la conformación de un órgano que audite el trato de las personas privadas de su libertad, contemplado en una normativa internacional a la que Argentina adhiere.
En diciembre de 2002, Argentina participó del proceso que culminó con la creación del Protocolo Facultativo de la Convención contra la Tortura, en el marco de una iniciativa de la Organización de las Naciones Unidas (ONU). En junio de 2006, su funcionamiento y aplicación fue ratificado en nuestro país, y más tarde, en noviembre de 2012, se creó el Sistema Nacional de Prevención de la Tortura.

Esta normativa de carácter internacional a la que nuestro país adhirió también preveía la creación de un organismo de funcionamiento nacional. Si bien ya existe desde 2007 el Subcomité para la Prevención de la Tortura, aún restaba conformar un órgano cuya integración será llevada a cabo este año: el Comité contra la Tortura.

Así lo decidieron los miembros de la Comisión Bicameral de Defensoría del Pueblo, presidida por la senadora Marta Varela (PRO), en su primera reunión del año. Este espacio se encuentra vacante desde la ratificación, hace más de diez años, de este protocolo al que adhirieron varios países de nuestra región.

Este comité estará compuesto por 13 integrantes que accederán al espacio a través de una audiencia pública. Tres deberán pertenecer a organizaciones no gubernamentales; seis a las cámaras de senadores y diputados; un representante por la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación; dos representantes de órganos contra la tortura del interior del país y el procurador penitenciario, que es Francisco Mugnolo.

Al mismo tiempo, desde la Comisión Bicameral se abrió el proceso de inscripción para que las organizaciones no gubernamentales presenten candidatos para los cupos que les corresponden. Para ello, habrá tiempo hasta el 28 de abril próximo.

En otro orden de cosas, la senadora Marta Varela también señaló que “hay un claro interés de que este año se designe al Defensor del Pueblo, una deuda de la política con los argentinos. Por el momento se propusieron más de diez nombres y todavía seguimos en proceso. Cada fuerza política se tiene que sentir representada en el debate. Desde la presidencia de la Comisión tenemos la voluntad y la decisión de avanzar con el nombramiento y cubrir la vacante de más de siete años”.

 ¿Hacia dónde apunta el Protocolo contra la Tortura?

El artículo uno de esta normativa internacional adoptada por buena parte de los países integrantes de la ONU define la línea de acción y el objetivo del instrumento: “El objetivo del presente Protocolo es establecer un sistema de visitas periódicas a cargo de órganos internacionales y nacionales independientes a los lugares en que se encuentren personas privadas de su libertad, con el fin de prevenir la tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes”.

En relación a los deberes de los países que apliquen el Protocolo, el artículo tres señala que “cada Estado Parte establecerá, designará o mantendrá, a nivel nacional, uno o varios órganos de visitas para la prevención de la tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes (en adelante denominado el mecanismo nacional de prevención)”.