María Zysman

“Los padres están tan preocupados frente a los peligros de internet que ni siquiera saben bien cuáles son”, dice la especialista María Zysman, autora de un libro sobre esta problemática.

El ciberbullying es el maltrato y el acoso a través de medios tecnológicos. Antes sucedía en las salas de chat o el MSN, pero hoy los escenarios mutaron: se da principalmente en las redes sociales, con Facebook a la cabeza, y hasta en el WhatsApp. “El bullying busca avergonzar y humillar: agredo para minimizar al otro. En las redes esa agresión es mucho más potente y, además, se puede viralizar. Esa búsqueda de los chicos de ser vistos hace que todos estén un poco compartiendo fotos o mensajes sin pensar, exponiendo su vida buscando ser ‘likeados’ perdiendo el control de ese contenido y quizás hasta humillando a alguien frente a la vista de muchísima gente”, dice María Zysman, que es licenciada en psicopedagogía, coordina equipos de integración escolar de niños con necesidades educativas especiales y dirige el equipo Libres de Bullying.

Zysman además acaba de publicar Ciberbullying: cuando el maltrato viaja en las redes (Paidós). En el libro brinda información y herramientas para actuar ante situaciones de ciberacoso, ayuda a comprender el lenguaje que emplean y las conductas que adoptan los chicos, nativos digitales, en sus actividades en la red. También propone un uso responsable de las tecnologías para que los padres puedan acompañar y contener a sus hijos, “sin franquear el límite sutil entre mediar sus intercambios en la red y respetar su derecho a la intimidad”, señala la contratapa.

Para la especialista, el gran desafío era escribir algo que sea duradero. “Porque las plataformas mutan permanentemente: hace unos meses estábamos preocupados porque los chicos ‘cazaban’ Pokemones y ahora nadie se acuerda de ello. Ir corriendo atrás de cada nueva aplicación no es para nada la mejor receta”, explica.

En Whatsapp, dice Zysman, hay nuevas formas de maltrato. “Compartir capturas de pantalla de charlas privadas o armar grupos que excluyen a un amigo, por ejemplo. Para un chico, que hayan armado un grupo y no lo hayan incluido es un problema. O que lo inviten a un grupo más tarde, y vea que fue el último en entrar”.

Cuáles son los riesgos

Hay tres puntos que Zysman determina que están los principales riesgos para los chicos en internet. “Uno: los contenidos a los cuales acceden. Hay una gran cantidad de páginas que les enseñan a autodestruirse. Por ejemplo, La ballena azul. También hay una imposibilidad de los chiquitos de comprender lo que están mirando. Además de cosas malas, hay imágenes o juegos que no son para cualquier edad. Los otros dos riesgos son el tiempo que están conectados y el contacto con personas sin supervisión de un adulto”.

Ese contacto con personas también hay que diferenciarlo. Zysman remarca que una cosa es el abuso y la extorsión de un adulto a un niño, como en el caso de pedófilos y actos de grooming, y otra el intercambio entre pares. Explica: “Los chicos están en internet porque están ahí con sus amigos, así lo expresan. Ahí, con sus amigos, también pueden tener problemas. En algunos casos los padres van a poder ‘entrar’ y en otros casos no. Está claro, por cierto, que no es lo mismo una pelea con un novio en internet que la invasión de un pedófilo en el perfil de mi hijo.”cyberbullying_01_r

“El enfoque tiene que ver con cómo nos ubicamos los adultos en relación a los riesgos y posibilidades del mundo virtual de los chicos. Los padres están tan preocupados frente a los peligros de internet que ni siquiera saben bien cuáles son. Lo que circula es: ‘hay que cuidar a los chicos’, pero entra todo dentro de la misma bolsa. Hay que diferenciar cuáles son los riesgos, de qué nos tenemos que cuidar y cómo los tenemos que acompañar”, señala Zysman.

cyberbullying_02_rAyuda para los padres

Bajo la órbita de la Dirección Nacional de Protección de Datos Personales -del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos- se creó el programa “Con vos en la web”, que busca crear un espacio propicio para generar la comunicación, la difusión, la información, el asesoramiento y la participación de los diferentes grupos interesados dentro de la comunidad en temas vinculados con la protección de los datos personales de niñas, niños y adolescentes.

Allí también es posible bajar Ciberbullying, una guía práctica para padres. El objetivo es comprender las características del ciberbullying, entender cuáles son las actitudes discriminatorias que pueden estar afectando a los chicos y dar a conocer los mecanismos para poder ayudarlos y acompañarlos ante este tipo de situaciones. También hay guías sobre grooming y sexting (a circulación de un contenido sexual a través de dispositivos móviles).