Chubut: todas las causas con sobreseimientos en un solo lugar

Gracias a la sanción de una ley y un acuerdo entre los tres poderes del Estado, la provincia contará con un registro de sobreseimientos. Se trata de una medida que fomenta el acceso a la información.

En el marco de una política que prevé ampliar el acceso a la información, los poderes Ejecutivo, Judicial y Legislativo de Chubut pondrán en funcionamiento un registro de sobreseimientos. La idea es crear una base de datos donde figuren las causas en las que un acusado haya sido sobreseído por diferentes motivos.

Un sobreseimiento, es decir, el fin de un proceso judicial, se puede dar por varios motivos: falta de pruebas en contra del o los acusados, por cumplirse plazos de prescripción o casos donde no se puede identificar al autor o responsable del delito.

En un primer encuentro para empezar a instrumentar el registro, se reunieron el ministro de Gobierno de Chubut, Pablo Durán; el subsecretario de Gobierno, Alejandro Apphesberho; el secretario de Planificación y Gestión del Superior Tribunal de Justicia, Guillermo Cosentino; el jefe del Área de Investigaciones de la Policía del Chubut, Víctor Hugo Acosta; y el director de la Policía Judicial, Nery Pérez.

La ley que prevé este registro fue sancionada y reglamentada en octubre del año pasado, por lo que sólo resta que se pongan de acuerdo entre los diferentes poderes para dotar de recursos al Ministerio de Gobierno, que será el órgano encargado de gestionar la herramienta.

Apphesberho señaló que “este registro va a estar dentro de la órbita de la Subsecretaría de Gobierno donde se va a llevar un registro público de tres supuestos de sobreseimiento, donde se van a recopilar los datos y la información de estas causas. Estos casos son cuando las causas prescriban, porque se supera el plazo de la investigación preparatoria y cuando se supera el máximo legal de la duración del proceso o en los casos donde no se ha podido individualizar el autor, se manifiesta la imposibilidad de reunir elementos de convicción”.

Entre otras cosas, la legislación que crea esta herramienta establece que “el Registro será público y abierto a la consulta por parte de cualquier persona física o jurídica, de derecho público o privado. El Registro deberá entregar los informes que se le requieran como así también copia de aquellas resoluciones que le sean solicitadas”.
“Cuando se trate de procesos por delitos dependientes de instancia privada o que involucren a menores de edad como víctimas o imputados, se testará en las copias a entregar al requirente las identidades de aquellos. Esta restricción no tendrá lugar cuando el peticionante invoque y acredite un interés legítimo”, se precisa en la normativa.