Chubut tendría juicios por jurados este año

La Legislatura de esa provincia patagónica va camino a concretar la instauración de una figura consagrada en la Constitución. Por ahora, se ensayarán simulacros populares y se analizarán las experiencias de otras provincias, como Neuquén.

La provincia de Chubut está intentando conseguir su ley para la implementación efectiva del sistema de juicio por jurados. Y para ello, además del debate parlamentario, los legisladores y miembros del poder judicial provincial han tomado como referencia la experiencia neuquina.

Un grupo de diputados de distintos bloques visitó Neuquén, en donde, desde su implementación, ya se han celebrado 30 juicios por jurados con importante participación de la ciudadanía.

Una de las grandes diferencias entre los proyectos existentes tiene que ver con los fallos: determinar si se aplicarán por mayoría agravada o por unanimidad. El proyecto presentado por el Poder Ejecutivo provincial considera la mayoría agravada, que supone que un fallo es válido con el voto de 8 jurados sobre 12. Esa iniciativa contaría con el acompañamiento de la Procuración General de Chubut. El otro proyecto, elaborado por la Defensa Pública, apunta a un fallo unánime y cuenta con el apoyo de la mayoría de los abogados.

Si bien todavía persisten discrepancias, probablemente prospere la idea de los que sostienen que debe habilitarse la competencia del juicio por jurados exclusivamente para los casos cuya pena sea mayor a los 14 años de prisión y, por otro lado, establecer para los fallos el criterio de unanimidad como primera alternativa, pero abriendo una segunda opción de mayoría agravada, en caso de que no se llegue a una sentencia unánime.

La idea de los legisladores, paralelamente al debate, es que los ciudadanos se acerquen al proyecto, y hacer simulacros y representaciones para que la gente sepa qué es lo que se está debatiendo.

Una manda constitucional

“El juicio por jurados es una garantía constitucional a favor del imputado, porque son sus pares quienes lo juzgan. Funciona como una herramienta del sistema político, pero no responde a una decisión de carácter sectorial”, argumentó el diputado provincial Eduardo Conde, uno de los impulsores de la modalidad, y que participó de la experiencia neuquina.

El legislador advirtió: “Estamos hablando de una institución del sistema de gobierno que está en la Constitución y la tarea que tenemos los legisladores es reglamentar las normas constitucionales.Por lo tanto, en primer lugar, vamos a dar cumplimiento a una manda constitucional y en segundo lugar vamos a hacer un aporte para reducir esta brecha que existe entre la ciudadanía y el Poder Judicial”.

Por su parte, el diputado Adrián López aseguró que la implementación del sistema de juicio por jurados no implicará una inversión presupuestaria importante: “Los simulacros realizados dieron como resultado que realizando 25 juicios por año se afectaría el 0,20 por ciento del presupuesto anual del Poder Judicial, lo que implicaría contar con un presupuesto similar al del Consejo de la Magistratura. Es sustancial que el ciudadano común empiece a socializar con las cuestiones judiciales”.