Cheques sin leyendas religiosas en un banco público

Por iniciativa de un juez porteño se ordenó la eliminación de una consigna religiosa en la firma de los cheques de un banco público, el cual aceptó el pedido. Esa disposición bancaria data de 100 años atrás.

“Dios guarde a Ud.”, es la frase que se elimina con el fallo de Guillermo Scheibler, titular del juzgado N° 13 en lo Contencioso Administrativo y Tributario de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, porque “dichos documentos, afectan los principios de libertad y neutralidad religiosa”.

En la sentencia, el magistrado explicó que desde que asumió dio una solución provisoria a la firma de los “cheques judiciales” y que sólo se dedicada a “testarlos”, o mejor dicho a “enmendarlos” del saludo religioso que contienen. Colocó en las mesas de entradas y en la página web del juzgado N° 13 CAyT, “una aclaración que informa que el Tribunal no emite oficios que contengan alusiones religiosas de ningún tipo ni títulos honoríficos de los funcionarios y cuerpos colegiados”.

Su medida, argumentó Scheibler, se ampara en el primer artículo de la Constitución porteña que expresa que “(…) Todos los actos de gobierno son públicos. Se suprimen en los actos y documentos oficiales los títulos honoríficos de los funcionarios y cuerpos colegiados”.

Puso como ejemplo que un abogado que expresó “con profundo desagrado el testado de la fórmula religiosa” y que le parecía “una práctica irrespetuosa hacia sus más íntimas convicciones personales”.

Del dicho al hecho, el juez porteño decidió no aplicar más la medida provisoria y solicitarle vía oficio al directorio del banco “la supresión de toda expresión religiosa del formulario de ‘cheques judiciales’ asignados al juzgado” a su cargo. Su argumento fue “que el saludo con el que cierran dichos documentos, afectan los principios de libertad y neutralidad religiosa”. Oficio

Es más, en el documento suscripto el 7 de abril pasado al titular de la entidad, Javier Ortíz Batalla, explicó que la solución “para salvaguardar sus libertades personales, que contemplan la de adscribir a cualquier religión o no profesar ninguna”, lo han “colocado en la incómoda e innecesaria situación de convertirme a los ojos de terceros en una persona irrespetuosa de sus más íntimas y profundas convicciones personales”.

“Ello por cuanto, en primer lugar resulta improcedente en virtud de la neutralidad religiosa del Estado argentino (que incluye, por supuesto, al de la C.A.B.A.) y, en segundo lugar, me somete a una situación de violencia moral al verme enfrentado a la disyuntiva de participar de expresiones religiosas ajenas a mis convicciones (lo que me ha sucedido en épocas oscuras de nuestro país) o tener que ‘tachar’ leyendas que pueden resultar sagradas para otros”, expresó el magistrado en la solicitud remitida a la entidad bancaria.

En tanto, citó jurisprudencia de un voto del exjuez de la Corte en la causa “Sejean”, Enrique Petracchi, en el cual manifestó que “la libertad de conciencia demanda que las normas religiosas sólo sean seguidas fuera de toda compulsión. Esa libertad garantiza el respeto de la dignidad de cada hombre y la convivencia en una comunidad política de personas con diversidad de creencias religiosas o de cosmovisiones seculares”. (Fallo CSJN 308:2268)

¿Qué dijo el banco?

Lo curioso, fue que la entidad bancaria porteña hizo lugar a la medida y la amplió. Ante dicho planteo, y fechado el pasado 5 de mayo, el Banco de la Ciudad de Buenos Aires informó al juez Scheibler que no sólo modificará el formato de los cheques que se provean al juzgado que él preside sino a todos los juzgados porteños.

En su respuesta, la institución aclaró que “las fórmulas que provee esta entidad para la emisión de los giros responden al texto establecido en su momento por la Ley 9667”. Esta norma sancionada por el Congreso Nacional el 18 de septiembre de 1915, hace 102 años. Respuesta

“Sin perjuicio de ello, esta entidad gestionará ante el Consejo de la Magistratura el cambio del texto de los formularios en el cual se emiten los giros contra las cuentas judiciales para todos los fueros dependientes del Poder Judicial de esta Ciudad Autónoma para eliminar la frase ‘Dios guarde a Ud.’”, informó la entidad bancaria al magistrado.