Charla en vivo para padres sobre el peligro del acoso en redes

La organizó la Secretaría de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural. Junto al especialista de una ONG, se charló sobre los mitos que tienen los padres y características para identificar a un acosador. Un consejo: “Cuidarlos, en internet, es igual que en el mundo físico”.

El grooming es un delito, un delito de estos tiempos. Cada vez hay más gente que sabe que se trata del engaño intencional de un adulto a un niño o adolescente, a través de medios digitales, con el propósito de ejercer alguna forma de violencia contra su integridad sexual. Los jóvenes utilizan mucho la tecnología y las redes sociales pero aún son los adultos los que tienen que ocuparse de explicarles cómo cuidarse.

Para eso, la Secretaría de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural organizó una transmisión audiovisual en vivo, a través de Facebook, abierta al público con dudas o inquietudes sobre el grooming, acompañado por Leandro Yaconis, especialista en el tema para la ONG Argentina Cibersegura.

Muchas de las dudas de padres y madres se centran en las conductas del acosador cibernético, conocido como ‘groomer’: “Hay que saber que tiene más de un perfil falso para acosar. Lo primero que va a hacer es intentar entablar una relación de amistad con el menor -aclaró Yaconis-. Y lo va a hacer dándole la razón en todo al chico o chica, buscando maneras de hacer que se sienta bien. Si ven conversaciones entre un chico y un groomer, al principio siempre le dice ‘tenés razón’, ‘está bien lo que hacés’, ‘tu mamá se equivoca’. Ese es el primer indicio. Van a ser buenos con ellos. Generan un vínculo de confianza”.

En la transmisión en vivo (disponible en la página de Facebook de la Secretaría) Yaconis hizo foco en la necesidad de hacerle entender al menos que el que está enfrente, en una red social o un chat, es un desconocido.

“Los chicos no lo piensan así, para ellos el que está en el chat es amigo de internet. Entonces, sin apabullarnos ni tener miedo, tenemos que hablar con ellos, Como cuando salen por primera vez solos a la calle, que les decimos que miren para los lados al cruzar, que hagan caso al semáforo, que se cuiden. En el tema redes sociales e internet es lo mismo”.

Una de las primeras trabas de los padres para prevenir el grooming es el mito autoimpuesto de “no entiendo nada de internet, cómo le voy a explicar yo a él si la tiene re clara”. Y para Yaconis, esta posición, es eso: claramente, un mito: “No necesitamos saber de tecnología para guiar a los chicos en esto. La manera es hablar, por más que no sepamos nada de internet. Interactuar por redes es socializar, y de eso sí sabemos los adultos. Hay que guiarlos en eso y contarles cuáles son los riesgos. En el mundo físico les decimos que no hablen con desconocidos. Bueno, en internet es igual”.

“Si no sabemos y queremos aprender de tecnología, lo mejor es sentarse con los chicos y aprender con ellos. Instalarse snaptchat por ejemplo, sin saber de qué trata, no sirve. Porque no sabemos cómo se usa. Lo mejor es sentarnos con ellos, que nos cuenten qué hacen en redes, en los juegos… Ese diálogo es fundamental para poder cuidarlos”.

¿Cómo debe reaccionar el adulto al denunciar? “Las denuncias están creciendo porque más gente se anima a denunciar y es importante. Se vence la barrera de la vergüenza, para poder trabajar en la problemática. Hoy tenemos unas 14 denuncias por día por grooming. Y recordemos que los mayores no tienen que participar, como pasó hace poco con un padre que se hizo pasar por la hija para dar con el acosador. Eso ensucia las pruebas. Le da elementos al groomer para defenderse. No intervengamos en la conversación”.